Sonrían, mañana será peor

Al hacer un balance de su primer año de gestión y hablar de lo que se viene, el gobernador Walter Basilio Barrionuevo afirmó que el 2009 será un “año difícil” por el contexto económico y “no va a ver forma de conseguir recursos adicionales para atender demandas”, por lo que instó “al esfuerzo y racionalidad de todos” para comprender esta situación.

En un desayuno con periodistas, al que El Libertario.com no fue invitado, el mandatario fue muy optimista al evaluar los resultados de un año de gestión. Comenzó por estimar que a lo largo del 2008 la protesta social “si bien existe, lo es con menor grado de virulencia”.

También mencionó el “sostenimiento de la obra pública” pero reconoció el parate en la primera parte del segundo semestre del año, “donde el conflicto con el campo disminuyó la recaudación y algunos tributos y eso resintió el envío de la coparticipación federal”.

Puntualizó que en materia de viviendas, “se mantuvo el ritmo de ejecución y en otros aspectos se ha mejorado en cuanto a enfocar algunos problemas específicos como la infraestructura de salud, avanzando mucho en los últimos cinco años”.

En el balance, Barrionuevo puso la “multiplicación de las escuelas en la provincia, la calidad de su construcción y su complejidad, no solo como infraestructura física, sino también como equipamiento de última generación”.

También aseguró que “se fortaleció el sistema de Atención Primaria de Salud, con inauguraciones y mejoras de servicios en hospitales de la provincia, reforzando considerablemente los centros de salud, y la parte logística de lo que es la atención de la gente, a partir del concepto de enfocar la salud pública desde “puertas afuera” del hospital”.

Anunció que la obra del Hospital de Niños será inaugurada en el mes de marzo o abril próximo; el Acceso Sur estará terminado con señalización y cartelería a fines de enero, en tanto que para la Terminal de Ómnibus se logró financiamiento para la segunda etapa a iniciarse después del periodo de lluvias.

En otro orden, el gobernador opinó que “el 2009 será un año difícil, ya que no se puede definir con precisión cuál será el impacto de la crisis global en la economía y menos el coletazo que tendrán las provincias”.

“La idea es no gastar más de lo que indica el Presupuesto 2009, además porque no van a existir los recursos, y con previsión trabajar los distintos niveles de funcionarios para dosificar el gasto”, definió.

Sobre el reclamo de las organizaciones, expresó que “muchas veces se hace en las perspectivas que el Estado tiene que conseguir los recursos sin importar los mecanismos, considerando en ese sentido a esta posición o planteo entre cómodo y difícil”.

En cuanto a la seguridad, dijo que se puso énfasis en la dotación de equipamiento vehicular, computación, personal, elementos de logística y uniformes: “sin embargo, no se vio reflejado por lo menos en la opinión del periodismo en cuanto a resultados”, opinó.

Señaló que desde el Ejecutivo se propusieron acciones conjuntas con el Poder Legislativo, “ya que abordar este tema no implica solo contrarrestar delitos, sino también prevenir la drogadicción y otros flagelos que si no se las aborda en su integridad son circunstancias proclives a que el ser humano incurra en determinada conductas” (sic).

No ignoró el gobernador el mal recibimiento a las restricciones horarias en boliches, pero consideró que “se está encarando una forma correcta de empezar a enfrentar esta problemática, pero como toda medida de gobierno habrá que esperar sus resultados”, expresó.

En educación, valoró haberse iniciado el debate en torno a la nueva Ley de Educación de la Provincia y como hecho negativo citó la pérdida de “algunos días de clases” por la “incomprensión de parte de la dirigencia gremial en situaciones puntuales”.

Al hablar del área productiva, Barrionuevo aseguró que hubo “iniciativas de apoyo a productores” pero admitió que está pendiente “enfocar algún programa concreto y específico para el mediano y pequeño productor, puesto que no se terminó de pergeñar algún sistema crediticio, metódico y orgánico, que logre abarcar a toda la provincia”.

Respecto al reclamo del sector tabacalero por la recomposición del Fondo Especial del Tabaco dijo que lo llamaron productores de la Cooperativa de Tabacaleros “agradeciendo la participación del Gobierno en lo que fue la disputa por recomponer el componente fijo del FET”. Según el gobernador, “hay tranquilidad por el resultado final, satisfactorio para la producción de Jujuy”.

Sobre la Ley Nacional que regula la producción de bioetanol, señaló “que se abre a la producción de la caña de azúcar y todo lo que tiene que ver con esta actividad, un horizonte muy importante específicamente en Jujuy, por lo que la industria azucarera puede respirar tranquila”.

Comentá la nota