Los sondeos marcan polarización y paridad entre Kirchner y De Narváez.

Según cuatro encuestas consultadas por PERFIL, la pelea en la provincia de Buenos Aires se ha polarizado en los últimos días entre Néstor Kirchner y Francisco de Narváez. Dos sondeos le dan el triunfo a Kirchner y otros dos a Unión-PRO, con diferencias que oscilan entre más de tres puntos para Kirchner y casi seis puntos para De Narváez. La polémica causa de la efedrina y las críticas del ex presidente contra el principal candidato opositor contribuyeron con este escenario. La foto que Cobos se sacó esta semana con De Narváez marginó a Stolbizer y a Alfonsín a un lejano tercer lugar.
El escenario preelectoral se polariza entre Néstor Kirchner y Francisco de Narváez y los porcentajes de intención de voto de ambos candidatos plantean un empate virtual en la provincia de Buenos Aires. En tanto, el Acuerdo Cívico y Social de Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín conserva un estático tercer lugar. Esa es la lectura en la que coinciden la mayoría de las encuestas, a tan sólo catorce días de la elección legislativa.

Hasta el domingo pasado, muchas encuestadoras preanunciaban una victoria del ex presidente. Pero la publicación la semana pasada de un sondeo de Poliarquía, que dio a De Narváez-Solá 3,1 puntos de ventaja sobre Kirchner-Scioli (27,6 por ciento contra 24,5 por ciento, adjudicado a un repunte opositor en el Conurbano), inauguró una nueva lectura de la intención de voto bonaerense.

De los cuatro sondeos relevados por PERFIL esta semana, dos otorgan el primer puesto al kirchnerismo y otros dos al peronismo disidente. De este modo, en la recta final parece instalarse un escenario de paridad y de fuerte polarización en la intención de voto.

Management & Fit asegura que si hoy fuesen las elecciones, Kirchner-Scioli ganarían, pero por sólo un punto (29,5 por ciento contra el 28,5 que adjudica a De Narváez-Solá). Para Opinión Autenticada, el triunfo kirchnerista será menos ajustado: 30,1 por ciento contra 26,5 de De Narváez-Solá, es decir una diferencia de 3,6 puntos.

Pero el Programa de Estudios de Opinión Pública de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) da hasta el momento la mayor ventaja a De Narváez, con casi seis puntos por arriba de Kirchner. A su vez, MBC-Mori adjudica un triunfo a Unión-PRO con el 35 por ciento de intención de voto, contra el 32 por ciento del oficialismo.

La paridad y la tendencia a la polarización parecen haber sido incentivadas por las frases de Kirchner dedicadas a De Narváez, pidiéndole que se presente a la Justicia en la causa por presunto tráfico de efedrina, un caso que investiga el polémico juez Federico Faggionato Márquez. También contribuyó el encuentro entre el vicepresidente, Julio Cobos, y De Narváez. Parecen fotos de una pelea dura y pareja, en donde el propio Kirchner terminó levantándole el perfil a su contrincante, en detrimento del Acuerdo Cívico. Lo cierto es que en esta elección, con los escenarios planteados por las encuestadoras, el peronismo, ya sea oficial o disidente, capta alrededor del 60 por ciento de los votos.

Cabeza a cabeza. Las encuestas de esta semana marcan que el índice de indecisos aún es alto, con un promedio de 13 por ciento de los encuestados entre los números arrojados por las cuatro consultoras. Guzmán Elola, director de la consultora MBC-Mori, asegura que "un buen número de indecisos que aún otorga al ex presidente ciertos créditos puede estar teniendo en sus manos la transformación de un escenario que de momento lidera la oposición", según el sondeo de su consultora. Elola agrega que un tercio de quienes votaron al Frente para la Victoria en la Provincia en 2007 elegirá la boleta de De Narváez, demostrando una fuga de votos del oficialismo. Sólo el 34 por ciento de quienes dicen haber votado a Daniel Scioli para gobernador volverá a votarlo, mientras que entre los electores de De Narváez para ese mismo cargo, el 66 por ciento repetirá su voto.

Néstor, en los pensamientos. En el Gobierno se sienten confiados en que ganarán. También lo cree el 48,9 por ciento de los encuestados por Management & Fit. Ese es el porcentaje que contestó que cree que la elección será del oficialismo, a pesar de que parte de ese electorado votará por otra fuerza política. Sólo el 29 por ciento cree que De Narváez-Solá podrán ganar las legislativas. "Se vota a De Narváez por ser oposición y a Kirchner, para sostener el modelo", dice el director de

MBC-Mori.

Según Management & Fit, Alfonsín es el político bonaerense con mejor imagen, con el 47,1 por ciento de imagen positiva. Pero a la hora de votar, en los cuatro sondeos consultados, la fórmula en la que el radical acompaña a Stolbizer oscila entre los 13 y los 21,5 puntos porcentuales.

El alto nivel de desconocimiento de candidatos ajenos a los tres grandes frentes, como el intendente de Morón, Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), desconocido por el 60 por ciento de los consultados, incide aún más en la polarización.

Las encuestas fueron realizadas entre 1.000 y 1.800 casos en el Conurbano y el interior de la provincia de Buenos Aires, entre el 6 y el 12 de junio, a excepción de la de Opinión Autenticada, elaborada entre el 2 y el 6 de junio.

Comentá la nota