"Somos la variable de ajuste de la economía".

La frase pertenece al dirigente Miguel Bettili, titular de la Federación de Transportistas Unidos de Olavarría, y se refiere a que "el transporte la está pasando bastante mal, porque somos rehenes de una situación que no generamos. Siempre somos la variable de ajuste de la economía, si el ceral baja, se baja la tarifa; si el productor no cobra en tiempo y forma, el transportista tampoco cobra…".
Al analizar la situación de los transportistas, Bettili planteó que "si venía mal ahora estamos peor, esperando con mucho optimismo que el viernes esto se levante, aunque sea lo del campo, y podamos salir a transportar lo poco que nos están dando para poder ir aunque sea ir comiendo…".

Además, reveló que "estabamos transportando algo de granos, poco, pero algo se estaba haciendo. Y en la carga general esto de que no cortan es relativo, porque quizá por ahí no cortan acá, en Olavarría o en Azul, pero a la gente que va para el lado de Ramallo o que va para el lado de Rosario los demoran bastante, entre 10 y 12 horas; 5 horas en un lado, 7 horas en otro lado… Eso hace que se enerve un poco la cosa y, rogando que no pase a mayores, estamos poniendo la parte del transporte toda la paciencia y la calma posible esperando que el viernes se acomode".

Pero esto no es nuevo, porque el dirigente aclaró que "ya venimos de un año bastante golpeados. El año pasado, con el conflicto del campo estuvimos 150 días sin trabajar en total, sin hacer nada, después se hizo muy poco. Llegamos a esta instancia donde hay muy poco para transportar, el transportista va cansado, va con un poco de bronca, y llegas a esos lugares donde te paran y miran para los costados y ven a las cosechadoras trabajando. Ahí la cosa se pone media tensa, en realidad el transportista no entiende porque lo paran a él pero ellos siguen trabajando".

Sobre los riesgos de que se produzcan situaciones violentas entre productores y transportistas, Bettili señaló que "preocupación sí tengo, porque el transportista está muy cansado. De hecho, en el paro del año pasado un montón de transportistas en muchas localidades salieron a la ruta a apoyar al campo, pero este año en ningún lugar del país hay transportistas junto al campo. Por eso creo que el transportista está cansado. No digo si tienen o no tienen razón, hay que aclararlo".

Por último, explicó que "la carga del cemento está bastante parada. Estamos esperando la nueva propuesta que va a traer Loma Negra y somos muy optimistas de que a algún arreglo vamos a llegar, como llegamos con Molinos. Con Molinos tuvimos un conflicto de cuatro días y se solucionó. El lunes viajamos a Rosario, donde logramos lo que buscabamos, y vinimos muy conformes con eso… Buscamos que lo poco que hay se reparta un poco mejor".

Comentá la nota