"Somos la única opción no peronista en Córdoba".

El candidato a senador aseguró que su partido "expresa la voluntad y la vocación para llevar adelante el cambio que el país y la provincia necesita"
"El radicalismo viene a expresar la voluntad y la vocación de llevar adelante el cambio para la Argentina y la provincia. Los dos peronismos que gobiernan (por la Nación y Córdoba) están en retirada."

Ramón Mestre dijo estas palabras en la Redacción de EL DIARIO. Distendido, acompañado por intendentes y dirigentes, el primer candidato a senador de la Unión Cívica Radical habló sobre las propuestas que tiene previsto llevar al Congreso, remarcó los valores históricos del centenario partido y utilizó munición "fina" a la hora de hablar de sus adversarios en la contienda electoral del 28 de junio.

"Somos la única opción no peronista en Córdoba". Con esta frase marcó la cancha buscando diferenciarse de las listas del juecismo, el schiarettismo y el kircherismo. "El peronismo va a dirimir su interna en una elección general y eso le hace muy mal a las instituciones. No respeta la constitución, no respeta la ley y tampoco la cuestión electoral".

Y fue un poco más allá todavía. "Juez, Schiaretti y Accastello tienen un pasado común que nada tiene que ver con Perón, han usado su ropaje para ganar espacios".

Más allá de las expresiones apuntando directo a los candidatos de origen justicialista, el postulante boina blanca tuvo dardos afilados para los intendentes radicales que están con el kirchnerismo.

"Son un puñadito de intendentes, algunos han sido víctimas de este modelo (por el kirchnerismo) que hay que cambiar y otros han dejado de lado convicción y principios y la gente los va a castigar".

A su lado, durante la entrevista estuvieron el titular del Foro de Intendentes y jefe de campaña, Manuel Giménez y el jefe comunal de Mendiolaza, Daniel Salibi y dirigentes locales y departamentales.

Optimista, Mestre dijo que "el radicalismo dará una sorpresa" el 28 de junio y agregó que son tiempos de propuestas, de consenso y de diálogo. "Hay que evitar la confrontación a la que nos tiene acostumbrados el kirchnerismo agraviando al pueblo con sus modos y sus formas".

Sus propuestas fueron puestas sobre la mesa. Fortalecimiento de las instituciones, eliminación de los superpoderes, mejor funcionamiento de los órganos de control, eliminar retenciones y convocar a todos los sectores para un plan agropecuario nacional con reglas claras, ley de coparticipación, erradicación de la pobreza, entre otras.

Mestre confía en que la sociedad le dará el apoyo, que el radicalismo está fortalecido y que sus principios y valores "son necesarios" en estos momentos. Ayer, estuvo en Arroyo Cabral y en Villa María.

La campaña empezó.

Comentá la nota