"Somos peligrosos"

Corcho banca este proyecto pero advierte que pueden lastimar a cualquiera “cuando pensamos lo que tenemos que hacer”. A un día de enfrentar a Tonga, el tres veces mundialista afirma que “está feliz” en este equipo.

Nació el 19 de noviembre del 81, es el más grande del plantel. Suma 66 tests, el de mayor cantidad de estos Pumas. Es un referente y sabe ver muy bien el rugby. Lástima que ningún equipo lo contará como entrenador, porque Juan Fernández Lobbe no tiene ganas de ponerse el buzo cuando cuelgue los botines. Por ahora, los tiene bien puestos para ser uno de los que sostiene el sueño mundialista que este domingo sumará su tercer capítulo ante los impredecibles tonganos a las 10.30 de Argentina en el Leicester City Stadium.

Hace ocho días Los Pumas le ganaban a Georgia 54-9 tras una exhibición en el segundo tiempo pero con un desorientado primer parcial. La semana anterior al choque con los Lelos se habló demasiado del plata o merde, del ganar o irse a casa, que al equipo le nubló el pensamiento general. Ahora se podría dar la misma situación ante los tonganos, pero no es el discurso colectivo que se escucha. Corcho analiza y dice: “Es igual en el sentido que no podemos perder más si queremos llegar hasta el último partido del Mundial. Es así. Pero quizás antes del partido pasado, Georgia venía de ganar y era la primera prueba que teníamos de ese tipo, eso nos golpeó bastante en el primer tiempo y después pudimos relajarnos, jugar bien y ganarlo bien. Nos dimos cuenta de que si tenemos una semana tranquila, si planteamos que el domingo tenemos que hacer lo que queremos hacer contra un buen rival, que si al final lo hacemos, vamos a terminar ganando bien y vamos a dar un paso casi determinante para clasificarnos a cuartos de final. Lo más importante es que estemos tranquilos. La idea está, ha pasado el mensaje y no queremos que el equipo se cargue una presión extra que no necesitamos”.

-¿Creés que está la madurez como para jugar un partido equilibrado sin caer en los baches de los dos anteriores?

-La gran prueba que asumió este equipo el viernes pasado es que cuando se tranquiliza desde el lado mental y sale a hacer lo que se viene machacando tanto, se dedica a jugar bien y puede hacer 50 puntos. Y es muy importante poder marcar 50 puntos. No pensar en el resultado sino en lo que tenemos que hacer, cómo defender, cómo atacar. Si no, te empezás a llenar de preguntas. Tonga, a diferencia de lo que fue Georgia, cualquiera de nuestros errores o distracciones te lo puede transformar en tries. Que Georgia nos hiciera tries iba a ser más difícil, pero Tonga tiene jugadores que parecen súper hombres y lo puede hacer. Como Georgia nos hizo tres penales, Tonga nos puede hacer dos tries, y andá a remontar 14 puntos. Hay que estar muy atentos este domingo.

-¿Qué Tonga esperás?

-Me parece que no hay que quedarse con el equipo que perdió con Georgia, sí con el que a Namibia le hizo tries de primera fase. Lo que tiene Tonga es que le podés marcar tries. Entonces, lo importante será que no hagan tries este domingo y nosotros, hacer nuestro juego. Tenemos muchas ganas. Se nota que el equipo disfruta, todos adquirimos una energía extra cuando está la pelota moviéndose. Además, si ganamos estamos casi clasificados.

-¿Qué creés que piensan ellos de ustedes?

-No sé. Te digo lo que pensamos nosotros: seguro que si vamos erguidos o altos al contacto nos vamos a comer unos tremendos golpes y vamos a ir para atrás. Si regalamos pelotas, los vamos a terminar corriendo de atrás. Hay que meter mucha presión en el scrum y line, moverlos. Si lo hacemos, a la cuarta o quinta fase van a aparecer los espacios por todos lados. Tenemos tres cuartos que, la verdad, están volando, así que hay que aprovecharlos.

-¿Estás disfrutando?

-Mucho y nos estamos divirtiendo. Pero quiero conseguir ya la clasificación. Porque esto es muy fino: tenemos un mal partido el domingo y se acaba este sueño y agarrate las cosas que pueden decir de este equipo.

-Los Pumas vivieron muchos cambios en los últimos años pero vos seguís. ¿Qué sentís?

-Felicidad. Me encanta estar. Después tenés que esperar las decisiones del Huevo (Hourcade), que sabemos que no le tiembla el brazo cuando tiene que meter modificaciones. Por ahora, estoy feliz. Espero hacer bien las cosas el domingo para que no me saquen.

-¿Qué se siente después de jugar un segundo tiempo como contra Georgia?

-La primera reacción es de felicidad. Es divertido cuando la pelota vuela de un lado al otro y salen las cosas que entrenás. Está lindo meter 40 puntos. Cuando nos largamos a jugar ves que a todos les sale natural, y lo disfruto.

-Si fueras un entrenador rival, ¿qué te preocuparía de Los Pumas?

-Hoy en día tenemos la capacidad de lastimar a quien sea que esté enfrente porque contamos con diferentes armas para poder encontrar, de alguna manera u otra, ese quiebre, ese agujero para generar tries o puntos. Creo que somos peligrosos... cuando estamos tranquilos y pensamos en lo que tenemos que hacer. Cuando pensamos en jugar, en nuestras armas, en cumplir nuestros roles. Cuando hacemos eso, la verdad es que tenemos muy estudiado nuestro plan de juego para que aparezca alguno por cualquier espacio. Pero cuando nos volvemos previsibles y estáticos, pasa lo que pasó el primer tiempo con Georgia.

-Ahora el otro lado. La defensa con Georgia no anduvo muy bien...

-Creo que estuvimos al 70% nada más. Estamos bien parados pero no estamos efectivos en ese primer tackle. El equipo gasta una energía impresionante cuando está en ataque, hay que nivelarla cuando está en defensa y ser lo más efectivos posible.

Coment� la nota