"Somos dos locos lindos".

SUB 20: Zuculini debuta en el torneo y así se arma, con Benavídez, el doble 5 que quiere Batista. Diferentes dentro y fuera de la cancha, ellos dicen que se complementan.
Desde las diferencias se cimentó el dúo ensamblado por Sergio Batista. Son muy distintos adentro y afuera de la cancha. En el campo, Exequiel Benavidez es el que aporta fútbol desde una ductilidad que permitió que en Boca lo comparen con Ever Banega. A su lado, Franco Zuculini (repuesto de una fatiga en el isquiotibial derecho, que lo dejó afuera del debut) lleva adelante la tarea de raspar con dinámica y juego aguerrido. También muestran un carácter desigual ahí afuera, en la sombra de una galería, sentados a una pequeña mesa luego del almuerzo "que me costó pasar porque me levanté a las 11.30 (hora local) y no tenía nada de hambre", según cuenta Zucu en un mediodía de intenso calor húmedo.

El de Racing habla como juega: apasionado, con vértigo e ímpetu. Exequiel, en cambio, tiene la serenidad típica del santiagueño que es. Ellos dicen que los une una coincidencia: "Afuera de la cancha somos dos locos lindos", se ríen. Son las dos piezas del doble 5 que hoy se le plantará a Perú en procura de que la Selección mejore la imagen del estreno y consiga su primera victoria. "Jugamos juntos varias veces, ya nos conocemos. Y nos asociamos bárbaro", subraya Benavidez, quien se moverá unos metros más adelante. El de Racing agrega con naturalidad: "Me siento cómodo con él. Me habla mucho y eso me sirve, porque soy bastante desordenado para atacar".

La energía de Franco sorprendió a todos en la Selección, ni que hablar a su compinche en el medio: "No se cansa nunca, es tremendo. En la cancha, al resto, eso nos da respiro. Cuando vuelvo de un ataque, me ayuda a acomodarme mejor. Transmite mucha fuerza". Una dama, exuberante, desvía la charla. Enseguida Zucu retoma para chicanear a Exequiel: "Es un loquito como yo, ja. No, la verdad, es un chico muy tranquilo, respetuoso y educado. Por eso se lleva bien con todos". El volante de Boca asegura que "él es más loco que yo, me gana por goleada. Nos matamos de risa, en los almuerzos jodemos mucho con el Churry (Cristaldo)".

-Perú viene muy mal. ¿Eso puede ser bueno?

Z: Lo más positivo es que no están bien anímicamente y, como tienen que arriesgar más, podemos lastimarlos de contra. Por haber perdido dos partidos van a jugar nerviosos. Ojalá aprovechemos eso.

-¿Estás muy ansioso?

Z: Sí, quiero jugar. No estoy con una buena pretemporada, pero confío en que el equipo me va a ayudar.

-Exequiel, ¿se sintió mucho la ausencia de Zucu en el primer partido?

B: Sí, porque Marcelo (Benítez) tiene características parecidas a las mías. Necesitaba que otro volante me diera oxígeno con marca y Zucu puede hacerlo bien.

-¿Qué deben corregir respecto del 1-1 del debut?

B: Estuvimos bien hasta tres cuartos, pero nos faltó cambio de ritmo, profundidad y el último toque.

Z: No hicimos la diferencia en los últimos metros. Creo que se podía, porque la defensa venezolana no parecía muy fuerte.

Comentá la nota