Más sombras sobre la gestión del Instituto de Seguros de Jujuy

El diputado Oscar Agustín Perassi (FPJ) dijo que debe investigarse la compra de medicamentos oncológicos truchos y operaciones con droguerías que están en la mira de la justicia a nivel nacional. Se denunció que "muchas veces, los jueces amparan los delitos".
Tras rechazar por segunda vez el oficialismo una moción para crear una comisión investigadora sobre contrataciones irregulares en el Instituto de Seguros de Jujuy (ISJ), el diputado Oscar Agustín Perassi (Frente Primero Jujuy) insistió con sus denuncias sobre operaciones que, violando las normas legales, habrían perjudicado a la obra social estatal.

En la última sesión de la Legislatura, Perassi lamentó que el bloque del Partido Justicialista impida el esclarecimiento de estos hechos y advirtió que lo que ve la ciudadanía "es que no hay forma de combatir la corrupción si quienes estamos en la función pública no queremos hacerlo".

Sin la voluntad para investigar, dijo, "no podremos averiguar si se compraron remedios oncológicos truchos, como tampoco si se compraron medicamentos en droguerías investigadas a nivel nacional", ni "los divertimentos del fin de semana que van a cobrar los lunes al instituto".

El legislador incluyó en la lista de hechos que no se podrán esclarecer la persecución a empleados del organismo que "al entender de los directivos no son cómplices y se rebelan y opinan como dice la ley".

"Habrá que conseguir otros expedientes como por ejemplo el de la compra de pañales que tiene las mismas irregularidades que se encontraron en la adquisición de máquinas embozadoras para fabricar las credenciales magnéticas de los afiliados, que perjudicó a la obra social en cien mil pesos", agregó.

La contestación del oficialismo, una vez más, vino de Miguel Morales, quien leyó un proyecto de pedido de informes del año 1995, cuando Perassi era gobernador, donde se daba cuenta de la retención de los aportes de afiliados y conflictos con los empleados. "Él hubiera soñado con que el instituto no funcione, que haya huelgas de prestadores", enfatizó Morales luego de enumerar una extensa lista de hechos negativos, que según aseguró, tuvieron lugar durante la gestión del ex mandatario y hoy diputado. "Alguien que se equivocó tanto –afirmó- no puede hablar de esta manera".

Luego que Perassi retrucara que nadie la había demostrado que no existió el perjuicio para la obra social en la compra de las embozadoras, Riad Quintar del Frente Primero Jujuy salió al cruce advirtiendo que un gobierno que "oculta información no es honesto" y trajo al recinto el popular adagio que dice que "roban pero hacen", remarcando que "eso tampoco es honestidad".

El legislador estimó que "no se puede seguir apañando" la gestión del ISJ, recordó que se ha presentado información puntual sobre las irregularidades y aseguró que "si cobran seis mil pesos por mes, no se pueden dar una vida de cien mil pesos".

"Nos castran el derecho constitucional de informarnos, y si el diputado no tiene el derecho a informarse, ¿qué le espera al ciudadano común?", se preguntó.

Quintar también apuntó al Poder Judicial: "muchas veces la justicia ampara los delitos; la justicia se hace la tonta y no actúa en nada", afirmó.

El presidente de la bancada radical Alberto Bernis hizo su aporte preguntando a Morales qué partido gobernaba la provincia en 1995. El legislador oficialista no respondió pero dijo confiar en los tres poderes públicos de la Provincia. También resaltó que el Justicialismo tiene un "gobernador que gana elecciones", un presidente en la Cámara de Diputados de la Nación y la gente "con su voto puede decir lo que está bien o lo que está mal".

"No prejuzguemos; que denuncien a los jueces que se amoldan a la corrupción", reclamó Morales, quien además sostuvo que "para hablar de los hijos de los demás, hay que ver primero a los propios".

Comentá la nota