Una Sombra ya pronto Serás…

El año electoral que se avecina estará marcado, sin duda, por el calor del fuego político de los meses que se avecinan. Las fuerzas partidarias que intentarán darle algún golpe electoral a las huestes del Gobernador de la Provincia, presienten el clima con el que los recibirá el electorado que no vota a Rodríguez Saa.
De forma tal que el reacomodamiento de los sectores políticos no puede esperar más. En este sentido podría explicarse la oportunidad del documento que dieron a conocer desde el radicalismo que no acompaña la gestión de Walter Ceballos al frente del centenario partido. El mismo, amen del alto contenido político con el que se expresa, desliza acusaciones que, por primera vez, se ponen en el tapete.

El hecho que se hable de “acuerdos subterráneos” o de “jugosos negocios políticos” de los Diputados del Frente con la Presidencia de la Cámara Baja, no hace más que establecer el tono del enfrentamiento que comienza. Y que, parece, es sin posibilidad de retorno.

Del lado del Radicalismo “no Ceballista” las cosas se leen bien claras. Una fuente cercana al Agundismo indicó que “lo del Frente se cae solo, por que ninguno pudo robarse alguno de los votos que no tuvieron en la ultima elección y para colmo todos van por la reelección en sus cargos en diputados….”. De forma tal que, como desde el día que se constituyó, los únicos interesados en que el frente permanezca son los que le dieron origen. En una acción que tuvo al principio “olor a concertada” reapareció el radical mercedino Miguel “el gringo” Bonino a la par del documento del radicalismo disidente, digamos, repartiendo pólvora por diestra y siniestra.

“Lo de Agundez se explica, pero lo del Gringo está bajo sospecha…” confió una fuente interna del Frente, que prometió novedades para esta semana. Cuando Bonino fue ungido candidato a Intendente del Frente Juntos por San Luis en Viílla Mercedes, la segunda ciudad de la Provincia, muchos creyeron ver un acuerdo sellado con Walter Ceballos, presidente del Radicalismo, que perduraría por un tiempo mayor al que está durando.

El estrepitoso fracaso del proyecto de reforma constitucional al que apostó el Frente, es visto como uno de los principales motivos que entrampan ahora a ese grupo político en un fuego cruzado que cada vez cuesta mas disimular. Quizás la fracasada creación de un régimen electoral que transformaba en un distrito único a la provincia para la elección de los diputados o la también fallida creación del Senador por la Minoría, puedan tener que ver con este desencuentro. Hasta se podría decir que la oposición en Diputados gastó sus mejores esfuerzos en una reforma que al final no será. Y de todos lados ahora, se preguntan, de qué sirvió tanta intimidad con el gobierno que terminó por no dar respaldo al trabajo de los frentistas con el tema; y para colmo “el Gringo en la próxima elección se queda sin candidatura posible dentro de este acuerdo” trinan los “Boninistas”.

Del lado del ex intendente Alfonso Verges afirman que el Frente Juntos por San Luis carece de contenido sin una figura de neto corte opositor, al menos en la Capital. La última elección sirvió “para contar algunas costillas”, dicen. Y aunque Verges perdió la Intendencia, su fuerza electoral no para de crecer y, uno de los motivos es, precisamente, la cotidiana distancia que toma de todo lo que tenga olor a oficialismo.

Puede resultar paradojal que un dirigente que perdió el último bastión opositor con el que se contaba en la Provincia, pueda salir fortalecido después de esa derrota. Sin embargo, los más de treinta mil votos que obtuvo, no deben encontrar motivos para pasarse para el lado de los hermanos Laborda o del diputado Pedro Risma o de algún otro dirigente del Frente Juntos Por San Luis que no pararon, durante el 2007., de aportar gestos para con el oficialismo provincial.

El electorado de la ciudad de San Luis que optó por la candidatura de Alfonso Verges lo hizo en condiciones extremas. El aparato político de los hermanos que gobiernan la Provincia, se volcó de una manera pocas veces vistas, en apoyo de Alicia Lemme. Los medios de la Ciudad desplegaron un nivel de exigencia y crítica con la gestión del entonces Intendente que también se vio pocas veces. Desde uno de ellos se llegó a señalar cotidianamente, hasta la renguera que padece un funcionario de ese entonces. Como si el señalamiento publico de los defectos físicos de una persona pudieran exhibirse como una critica de carácter político o disimular los propios, aunque en las fotos del diario del Gobernador a los protegidos, siempre se los exhiba donosos y sonrientes.

Ese electorado, que votó en contra del Gobierno provincial frente a toda advertencia, pareciera sólo haberse corrido hacia la desorientación o al desconcierto, alimentado por una sola causa: la identificación de Verges con el Gobierno Nacional.

Como antídoto, los cercanos a Verges le aconsejan un “despegue” más o menos inmediato de la gestión de la Presidente Fernández. Incluso, se conoció, que en ese camino se emprendieron acciones, que estarían avanzadas, para que Verges sea recibido por los Gobernadores de las provincias de San Juan y Mendoza, como manera de ”regionalizar” el perfil del ex Intendente y ponerlo todo lo lejos posible de la pareja presidencial.

Aun así, se supo esta semana que Verges, quien está ocupando un alto cargo en el Gobierno Nacional, podría haber recibido desde un nivel Ministerial del Gobierno Nacional, la sugerencia de ir armando su candidatura a Diputado Nacional, entendiendo que es el referente de mayor caudal de votos que no responde a los preceptos del Gobierno local, hostil como pocos, a la Presidenta de la Nación. El tiempo dirá cuánto pudieron hacer y qué efectividad tuvieron.

El que parece buscar su destino, con suerte esquiva, es el Senador Nacional del Kirchnerismo Daniel Pérsico. El Presidente del Radicalismo hizo oficial la notificación, por el Diario del Gobernador, de la distancia del Frente Juntos por San Luis del Kirchnerista. Desde el peronismo disidente insisten que el dialogo con Pérsico es nulo y que “se lo mandaron de vuelta” a Verges, junto con algunos otros. La verdad es que el único legislador nacional opositor que tiene la provincia aparenta no tener tanto apuro. Concentrado en gestiones ante organismos nacionales para “acomodar tropa propia”, Pérsico parece responder a una lógica incuestionable: la mejor manera de no morir en una batalla, es no pelearla. Con mandato hasta el 2.011 y con la sangría de Senadores Nacionales que experimenta el Kirchnerismo por estos días, su sillón en el Congreso sube en la cotización del matrimonio Kirchner, así que hay quienes le recomiendan guardarse en la Provincia y continuar su derrotero en busca de cargos nacionales. Pues en el 2010 se podrá conversar con los que queden vivos después de las elecciones. Total, en esta Provincia, se sabe, a veces estar en las sombras es un buen negocio.

Comentá la nota