La sombra de Hilda Molina acompaña los pasos de Cristina

El Gobierno busca manejar el tema con sigilo, pero el caso domina la gira de la Presidenta.
Mientras Cristina iba y venía por La Habana, las radios argentinas y las agencias internacionales volvieron a poner la lupa en el caso de Hilda Molina, la médica cubana que continúa reclamando poder viajar a la Argentina para visitar a su hijo que reside en Buenos Aires y a sus dos nietos, de 13 y 7 años, que aún no pudo conocer.

Si bien la médica intentó ser prudente en sus declaraciones, sus palabras y su nueva página en internet, donde hace públicos sus reclamos y críticas al castrismo, introdujeron algo de ruido y cayeron a contrapelo de la estrategia del Gobierno argentino, que viene tratando de manejar el delicado asunto en la más estricta reserva y con el mayor tacto diplomático.

En la Casa Rosada y la Cancillería reconocen que el de Molina es un "caso particular" entre los disidentes. No sólo porque la médica le está reclamando al gobierno cubano que la autorice a viajar a la Argentina para visitar a su familia, sino también porque los Kirchner, tanto Néstor como Cristina, se involucraron personalmente en el caso. Eso fue, precisamente, lo que ocasionó el deterioro en la relación entre la Argentina y Cuba que este viaje de la Presidenta intenta empezar a reparar.

La misma Molina valoró ayer lo hecho por los Kirchner y le dijo a Clarín que no perdía las esperanzas de que Cristina planteara su tema ante Castro (ver "Ella es...").

Al referirse al caso de la médica, Taiana había declarado que "cuanto menos se hable de estas cosas, mejor". Pero, más allá de los esfuerzos por quitar el tema de la agenda bilateral, resulta difícil creer que el gobierno argentino se resigne a abandonarlo. En todo caso, podría pensarse que la intención oficial sería repetir la estrategia prudente utilizada para lograr que la madre de Hilda Molina, Hilda Morejón, pudiera viajar a la Argentina en mayo del año pasado. Anoche, ningún fuente oficial confirmaba si Cristina le mencionó el tema a Castro.

Comentá la nota