Soluciones K.

Soluciones K.
El kirchnerismo en pleno, con Norberto Yauhar en Chubut y otros operadores en Buenos Aires, resolvió la interna peronista en la Provincia, bajando a través de Las 62 Organizaciones la precandidatura de Juan Carlos Fita y serenando al Bloque Comodoro.
Fita recibió en Buenos Aires un mensaje clarísimo: Néstor Kirchner y el kirchnerismo no quieren disputas internas en el PJ, ni en Chubut ni en ningún otro lado, porque lo que se privilegia son los comicios del 28 de junio, donde el Gobierno Nacional necesitará hasta el último voto que sea posible, en pos del objetivo de aparecer triunfante al cabo de esa jornada.

En función de esa necesidad, todas las diferencias que subsisten tiene como fecha probable del "comienzo de hostilidades" al 29 de junio, el Día Después de la elección nacional.

Eso será así en todas partes y también en Chubut, donde las "fracturas" expuestas que advirtió el jefe del Congreso Provincial del PJ, José González, difícilmente hayan curado en tan poco tiempo y con tan escasos remedios.

Una prueba de que esas rupturas están apenas disimuladas podría darse el viernes próximo, cuando el Gobernador Das Neves reciba en Rawson a Fita, al que le recomendó no hace mucho que comprara "una brújula o una guía de turismo" y además le reprochara su afición por los automóviles deportivos.

Los sindicatos podrían pedir ese día "unos carguitos" en el Poder Ejecutivo, como módica compensación por haber desarmado la lista que, en realidad, nunca armaron.

La euforia del dasnevismo de la segunda fila por la deserción de Fita no reconoce esos datos objetivos, a pesar de que el sindicalista sólo declinó su postulación cuando regresó de la Capital Federal, donde recibió varios, sabios y sanos consejos acerca de la necesidad de evitar la interna.

La durísima terminología que usaron dirigentes como Néstor Di Pierro y Javier Touriñán, acerca de los niveles "de obsecuencia" en los pasillos de Fontana 50, revelan una preocupación muy acentuada.

"El dasnevismo se está ´maestrizando´y puede terminar como terminaron los radicales, con un jefe sin tropa y rodeado por gente sin raíces en la política partidaria. ¿A vos Pablo Korn no te recuerda a Salomone?", analizó, se asustó y preguntó uno de los muchos dirigentes del PJ que hicieron terapia de teléfono en este fin de semana.

Salomone, para los noveles de la política, no es otro que Jorge Salomone, un técnico que condujo la "Revolución Productiva" de Carlos Maestro, provocando revuelta tras revuelta en la UCR, que terminó como todos saben que terminó.

Los coroneles del PJ sostienen que ese destino "es posible" en el mediano plazo, si no se administran correcciones urgentes al rumbo que lleva el Gobierno.

Pero el Gobierno, dijo Javier El Filósofo, se ha dedicado "a escuchar el canto de las sirenas".

Comentá la nota