SIN SOLUCIONES EN EL CONFLICTO BLANCO NIEVE

Autoridades de FONIVA confirmaron que los propietarios de la firma realizaron una propuesta a los trabajadores que prevé rebajas salariales y la implementación de un subsidio. La empresa volvería a abrir sus puertas el 13 de abril y hay interés en las partes por solucionar el dilema. Aún no hay acuerdo sobre la deuda que mantienen los dueños de la textil por los salarios adeudados de este año.
Los trabajadores de Blanco Nieve habrían dado el visto bueno a la propuesta de los propietarios de textil Blanco Nieve que consistió en una reducción laboral y de sueldos en un 50%, importe al que se agregarpa un subsidio del Ministerio de Trabajo de la Nación de 600 pesos para cada operario.

Todo ello se planteó en una reunión realizada en Buenos Aires entre los trabajadores y directivos de la firma Blanco Nieve, encuentro en el que participaron además dirigentes nacionales de la Federación Obrera Nacional de la Industria del Vestido y Afines (FONIVA) y autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación.

En dicha reunión los propietarios de Blanco Nieve aseguraron que es imposible mantener el nivel de producción que la empresa poseía hasta diciembre pasado e indicaron que para reabrir la planta de Río Grande deberían reducir su producción a la mitad y con ello, los puestos laborales.

"Estamos conformes con la negociación porque de a poco vamos acercando a las partes", manifestó Adolfo Arjona, representante de FONIVA en Río Grande, quien además dijo: "Resta que los compañeros analicen la propuesta que hizo la empresa pero hay interés en llegar a un acuerdo y, sobre todo, en que la mayoría de los trabajadores recuperen su fuente laboral".

Asimismo, Arjona aseveró que "la intención de todos, si se llega a un acuerdo, es que los trabajadores retomen la labor el próximo 13 de abril pero para ello primero deberán aceptar la oferta de reducción salarial que se complementará con el subsidio nacional".

Fuentes cercanas a los trabajadores le dijeron a TIEMPO Fueguino que hay interés por parte de los trabajadores de volver a sus puestos laborales y que por ello se aceptaría la iniciativa propuesta que cuenta con el aval del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Concretamente, la empresa expresó que como una alternativa se puede reducir la jornada laboral al 50 por ciento, conteniendo a la totalidad de los trabajadores que se encuentran en conflicto con la textil. Esta última propuesta deberá ser analizada por los operarios de la firma y en los próximos días se conocerá la resolución final.

Además, la empresa debe cuantificar lo que se le debe a cada uno de los trabajadores y hacer efectivo la totalidad de esa deuda que se trata de un porcentaje de los haberes de diciembre; enero y algunas jornadas de trabajo del mes de febrero, hasta que la planta fue cerrada y vedado el acceso de los empleados.

"la empresa tiene hasta el lunes para determinar la totalidad de la deuda", expresó Arjona y remató diciendo: "A partir de allí, durante 15 días se hace el análisis de la información y si todo está correcto, deben cumplir con lo adeudado".

Comentá la nota