Solucionan en el interior otros 11 conflictos limítrofes

A partir de la mediación del Ministerio de Gobierno superan viejos litigios varios municipios y comunas de los departamentos Colón, Santa María, Río Primero, Calamuchita, Cruz del Eje, Ischilín y Pocho.

A partir de la mediación del Ministerio de Gobierno y gracias a la buena voluntad de los respectivos intendentes, en los últimos días se firmaron diferentes acuerdos intermunicipales que permitieron superar 12 antiguos problemas limítrofes entre distintos pueblos y ciudades del interior provincial.

Además de colaborar en la resolución favorable al litigio que mantenían desde hace años Jesús María y Colonia Caroya, los funcionarios de la cartera que coordina Carlos Caserio lograron que acordaran sus límites varias poblaciones del departamento Colón.

Estos convenios ahora deberán ser ratificados por la Legislatura provincial a través de sendas leyes.

De acuerdo a la información suministrada por el Ministerio, ya no tienen más diferencias sobre dónde terminan y comienzan sus respectivos ejidos las municipalidades de Unquillo y Estación Juárez Celman, La Calera y Saldán, La Calera y Malagueño, Jesús María y Colonia Caroya, Villa Allende y Estación Juárez Celman, Villa Allende y Saldán, Los Chañaritos y Olivares San Nicolás, Alta Gracia y Anisacate, Tala Cañada y San Jerónimo, Monte Cristo y Malvinas Argentinas, Monte Cristo y Mi Granja, y Malvinas Argentinas y Mi Granja.

“Más allá del rol mediador asumido por el Ministerio de Gobierno, fue clave la buena voluntad de los intendentes para superar estos conflictos que datan de varias décadas. Ahora cada localidad sabe con certeza cuáles son sus límites y áreas de competencia. Pese a que se trata de administraciones de distintos signos políticos, se priorizó el objetivo de consensuar los límites”, destacó Fernando Coiset, secretario de Gobierno.

La cartera política de la Provincia ya notificó a 26 intendentes que están en condiciones de que sus respectivos ejidos sean aprobados por Ley. Sólo resta que hagan sancionar las ordenanzas de rigor en cada Concejo Deliberante para culminar el proceso administrativo que involucró también a la Dirección de Catastro y a la Fiscalía de Estado.

16 litigios esperan resolución

Más allá de estos 12 acuerdos intermunicipales logrados en las últimas tres semanas, el Ministerio de Gobierno tiene decidido resolver en el transcurso de los próximos días otros 16 conflictos limítrofes. Al fracasar la instancia de mediación entre los diferentes intendentes involucrados, a la Provincia no le queda otra alternativa que optar por las pretensiones de uno u otro municipio, hechas públicas con la presentación de distintos planos y antecedentes históricos.

Los conflictos que se resolverían por vía administrativa provincial involucran a San Agustín y Calmayo (en la zona del Convento Benedictino, departamento Calamuchita), Mendiolaza y Unquillo (por el country Cuatro Hojas, en jurisdicción de Colón), Agua de Oro y Villa Cerro Azul (Colón), Porteña y Brinkmann (San Justo), San José de las Salinas y Rosario de Saladillo (Tulumba), San Antonio de Arredondo y Mayu Sumaj (Punilla), San Isidro y José de la Quintana (Santa María), La Cruz y Embalse (Calamuchita), Villa del Dique y Villa Rumipal (Calamuchita), Mina Clavero y Arroyo de los Patos (San Alberto), Mina Clavero y Nono (San Alberto), Mina Clavero y Villa Cura Brochero (San Alberto), Villa Cura Brochero y San Lorenzo (San Alberto), Nono y Las Calles (San Alberto), y Jesús María y Totoral (Colón y Totoral).

“Si tenemos en cuenta que son 427 los pueblos y comunas del interior que presentaron sus respectivos ejidos para su aprobación, que sólo queden 16 conflictos es todo un éxito. Esa cifra representa apenas el 3% del total”, destacó Coiset.

Si todo marcha de acuerdo a lo previsto, tras analizar las diferentes presentaciones hechas por los intendentes y los respectivos antecedentes históricos de cada lugar, el Ministerio de Gobierno debería notificar a quienes pertenecen las tierras en pugna en el transcurso de esta semana.

Por esta razón, y teniendo en cuenta los intereses políticos en juego, los intedentes involucrados en estas cuestiones aguardan con suma impaciencia las resoluciones del Ministerio para conocer si podrán sumar definitivamente a sus respectivos ejidos municipales importantes porciones de tierra que reclaman juridsdiccines vecinas con otros argumentos.

Comentá la nota