No hay solución a la vista en el conflicto de la sanidad

Mientras el Gobierno sostiene que no puede dar respuestas a todos los planteos del sector y amenaza con sanciones.

Los miles de tucumanos que concurren a diario a los hospitales públicos de toda la provincia volverán a verse afectados hoy por la falta de atención en los consultorios externos y de especialidades y la suspensión de las cirugías programadas, a excepción de aquellas que revistan urgencia. Al igual que la semana pasada, solamente estará garantizada la atención en guardias, salas de internaciones y consultorios especiales para el tratamiento de pacientes con síntomas gripales.

Ello como consecuencia de un nuevo quite de colaboración anunciado por los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad, en el marco del plan de lucha dipuesto por el sector por la falta de respuestas oficiales a una serie de reclamos salariales y laborales.

Entre otros puntos, los profesionales de la salud exigen una recomposición salarial, a partir de un incremento en la base de cálculos empleada para determinar los sueldos del sector. Además, pretenden el blanqueo de las sumas no remunerativas que componen sus haberes (aseguran que casi el 50 por ciento de los salarios de la sanidad está integrado por cifras en negro) y que se establezca el beneficio de Insalubridad para el personal de todos los hospitales.

Desde el punto de vista laboral, reclaman el cumplimiento de la Ley de Carrera Sanitaria y el pase a planta permanente de los médicos y empleados que prestan funciones en el Sistema Provincial de Salud en carácter de contratados.

Sin salida a la vista

El conflicto que enfrenta a los profesionales de la salud con el Poder Ejecutivo parece haber ingresado en un cuello de botella.

Mañana, a las 13.00, habrá una nueva reunión entre las partes, aunque la posibilidad de que alumbre un acuerdo parece lejana.

El ministro de Salud, Pablo Yedlin, reiteró ayer que el Estado "no está en condiciones de hacer frente a todos los reclamos" de la sanidad y volvió a amenazar con sanciones a quienes se plieguen a la medida de fuerza, que se reiterará mañana, con la misma modalidad.

"Vamos a ser estrictos en el control y quien no trabaje no cobrará. Haremos todo lo que la ley nos faculte para garantizar la salud de la población", advirtió el funcionario, en declaraciones a EL SIGLO.

Yedlin dijo ser "optimista" respecto a la posibilidad de que en la reunión prevista para mañana, a partir de las 13.00, surja un acuerdo entre las partes. "Creo que llegaremos a una solución, porque somos adultos y sabemos que el diálogo nos permitirá destrabar conflicto esta misma semana", admitió.

No obstante, el Ministro aclaró que "no se puede resolver y dar respuestas positivas a todos los reclamos de los autoconvocados de un día para el otro".

Agregó que mañana "se iniciará un camino de diálogo para ir viendo punto por punto los planteos realizados, en la medida en que estén dadas las condiciones financieras, porque hay pedidos, como el reclamo del 82 por ciento móvil para los jubilados de la sanidad, que ni siquiera depende de la provincia, sino de la Nación. Por eso es difícil poder dar una respuesta en el plazo inmediato", puntualizó.

"Que vuelva la atención"

Yedlin exhortó a los autoconvocados "que vuelvan a la atención normal en los hospitales, como debe ser, porque no hay ninguna razón para continuar con las medidas de fuerza, debido a que se están estudiando los planteos para ver si se pueden ir resolviendo en el contexto de la crisis financiera".

Sobre el mismo punto, opinó que los médicos y empleados "no deben seguir con los quites de colaboración paralizando la atención en los consultorios externos y de especialidades porque se está perjudicando a la gente, sobre todo a la de menos recursos, que es la que concurre a los hospitales públicos. Máxime en una situación de epidemia y emergencia como esta que estamos atravesando por la gripe A, donde no se debería generar medidas que tengan un impacto negativo en la salud de la población", enfatizó.

Por otro lado, el titular de la cartera sanitaria confirmó que este mediodía mantendrá una nueva reunión con los gremios de ATSA (sanidad) y AME (médicos), "para avanzar con la discusión sobre un petitorio que incluye planteos similares a los de los autoconvocados, como el del pase a planta permanente del personal contratado. La diferencia está en que ASTA y AME no están haciendo paro, a pesar de que están reclamando lo mismo que el otro sector", concluyó.

Reclamos sin respuesta

Por su parte, la médica Estela Di Cola, vocera de los autoconvocados de la sanidad, confirmó ayer a este diario que hoy y mañana realizarán nuevos quites de colaboración en todos los hospitales de la provincia "tal como estaba previsto", a la espera de la reunión prevista para mañana con Yedlin.

Agregó que "en función a la respuesta que del Ministro a los reclamos de la salud, el miércoles haremos una asamblea en el hospital Centro de Salud y definiremos los pasos a seguir. Si hay alguna luz de esperanza sobre la solución de nuestros planteos, se levantará el plan de lucha. Si no hay una respuesta que medianamente contemple las expectativas de la sanidad, la idea es avanzar con un paro general, sin asistencia a los lugares de trabajo, el próximo jueves 13 de agosto", advirtió.

La profesional dijo que es "moderadamente optimista respecto a la solución del conflicto, debido a que estos reclamos se vienen realizando desde hace tiempo y el gobierno vino haciendo oídos sordos".

Di Cola opinó que "si prima el sentido común de parte de las autoridades, tendría que haber una respuesta concreta al reclamo de los médicos y empleados de la salud disconformes con la actual situación salarial y laboral. Somos muchos, como quedó demostrado en la multitudinaria marcha de la semana pasada y el 100 por ciento de adhesión en los quites de colaboración. El gobierno debe tener en cuenta esta situación", acotó.

Por último, la vocera de los autoconvocados de la sanidad aclaró que desde el sector están "dispuestos a seguir dialogando con el Gobierno para solucionar el conflicto, pero en la medida en que vayan surgiendo respuestas concretas a los reclamos. No queremos seguir asistiendo a un monólogo de las autoridades asegurando que no hay fondos para salud", finalizó.

Comentá la nota