La solución pasa por el Gobierno

Para los empresarios de las estaciones de servicios, en el conflicto suscitado con las petroleras el Gobierno Nacional tiene la solución, si desiste de gravar los 10 centavos por litro que propusieron en las mesas de las negociaciones como rentabilidad para el sector.
El titular de la Cámara Jujeña de Estaciones de Servicios Gabriel Romarosky, consideró que la última propuesta acercada por el Ministerio de Infraestructura y Planificación Federal en las reuniones mantenidas con las petroleras y la Federación de Empresarios de Combustibles-FECRA, debería ser mejorada para que pueda llegarse a un acuerdo final.

Esta mejora consiste en liberar de gravámenes a esos 10 centavos por litro o caso contrario, una suba superior a ese monto. Los impuestos que gravan a los combustibles superan el 65 % del monto final. A diferencia de lo que piensa el sindicalista Gaspar Alberto Santillán (ver aparte), la responsabilidad pasa por el Gobierno Nacional antes que por las petroleras.

Romarosky decía ayer que los empresarios “estamos en conversaciones, hay equipos técnicos trabajando en el Ministerio de Infraestructura y Planificación. Estamos avanzando en el análisis de la rentabilidad de las estaciones de servicios. El primer paso lo dio el Gobierno (Nacional) al reconocer que hay una crisis y una necesidad de mejorar la rentabilidad de nuestro sector”.

Ese primer paso es la propuesta de 10 centavos por litro para las estaciones de servicios, pero “será una buena oferta siempre y cuando no estén gravados por ningún tipo de impuesto. En eso estamos trabajando, pero hay algunas trabas de las compañías petroleras y del mismo Gobierno Nacional que no quiere resignar esos impuestos”, añadió.

Para graficar, señaló que “para que la gente sepa, de cada 10 centavos que paga la gente por litro de combustible, 7 centavos se lleva el Gobierno Nacional a través de impuestos, 2 centavos las petroleras y 1 las estaciones de servicios. Nosotros tenemos que pagar muchos conceptos que finalmente hacen que no cierren los números”. Cree Romarosky que si el Gobierno Nacional “resigna esos impuestos, avanzaríamos en una solución para el sector”, definió.

Pero otro punto a resolver a resolver, es “que si bien las petroleras quieren mejorar el abastecimiento de combustible, el resultado es que falta mucho combustible a pesar de que hay una baja de la demanda por la crisis que se está viviendo. Igual está faltando combustible”.

Advirtió también que en las mesas de las negociaciones “estamos planteando que esta mejora en la rentabilidad que estamos gestionando, no la termine pagando el consumidor, sino que el Gobierno resigne parte de los impuestos, algo que también estamos pidiendo a las petroleras también”.

Señaló que pese a que la cámara local participó de las primeras reuniones, “igual estamos en permanente contacto con la representación nuestra que es la FECRA a través de nuestra presidente Rosario Sica, porque estamos planteando propuestas y alternativas para que la situación se resuelva y no tengamos que llegar a medidas de fuerza”.

Finalizó diciendo Romarosky, “tenemos mucha expectativa de que se solucione esto. El sindicato que nuclea a los trabajadores de las estaciones de servicios está reclamando un 15 %. Si se soluciona la situación, creo que se estaría satisfaciendo el reclamo de ellos”.

Disconformidad del gremio

El Sindicato del Personal de las Estaciones de Servicios consideró que es exigua la propuesta que formularon las petroleras a la cámara de estaciones de servicios de 10 centavos por litro como rentabilidad, y pidieron que cualquier acuerdo que se logre en el transcurso de las reuniones a celebrarse hoy en la ciudad de Buenos Aires, no se traslade a la sociedad o sea: a las tarifas.

En ese sentido se pronunció el secretario general del gremio en Jujuy, Gaspar Alberto Santillán, quien señaló además que si prosperan las negociaciones entre las petroleras, las cámaras empresarias y el Gobierno Nacional, los trabajadores se verán beneficiados a la hora de retomar las conversaciones para una mejora salarial.

La representación sindical no está tomando parte de estas conversaciones que se repetirán durante la jornada de hoy, no obstante lo cual, siguen atentamente su desarrollo.

En primer medida, el sindicalista local y titular de las 62 Organizaciones Peronistas, manifestó que “hay un ofrecimiento de parte del Gobierno Nacional, consistente en aumentar en 10 centavos por litro de combustible, la renta de las estaciones de servicios. Pero nosotros decimos que no es suficiente, además no queremos que esa mejora de la rentabilidad no la termine pagando la sociedad. Es decir, no queremos que se traslade a las tarifas”.

“Queremos que las petroleras cedan también de su renta para que se nos permita a los trabajadores iniciar conversaciones para una mejora salarial. Las estaciones de servicios deben tener una rentabilidad razonable, algo que le permita sobrellevar esta crisis que nos está afectando. No se trata de pedir una rentabilidad alta, si miramos las grandes ganancias que que tuvieron las petroleras en los últimos años, que inclusive las hacen públicas”, agregó.

Insistió que “no es justo que las petroleras ganen muchos y las estaciones de servicio menos, se trata de lograr algo razonable. Además estamos queriendo que las petroleras abastezcan normalmente el combustible necesario para todo el mes, que no haya desabastecimiento, porque actualmente tienen un cupo por el término de 10 días y luego quienes sufren las consecuencias son los pueblos y ciudades del interior. Así la crisis se agrava obviamente”.

De esa forma, “esa crisis la sufren las estaciones de servicios y por lógica los trabajadores. Desde hace tres años que van cerrando 3 mil estaciones, y si lo multiplicamos por la cantidad de trabajadores, estamos hablando de 30 compañeros sin un puesto de trabajo. Queremos creer en el mensaje de la Presidenta cuando habla de la redistribución de la riqueza, pero la política de las petroleras no coinciden con ese mensaje”.

“Las ganancias de las petroleras, se la llevan a otros países en cambio, los trabajadores lo gastamos en nuestros pueblos y ciudades;por eso reclamamos una mayor rentabilidad para las estaciones de servicios, un abastecimiento real de las petroleras, que nos pueda facilitar mejores salarios para los trabajadores”, remarcó luego Gaspar Santillán.

Señaló que aspiran a un 15 o 20 % de mejora en los haberes, y observó que aquel parámetro establecido por los camioneros de Hugo Moyano de un techo del 20 % en el año 2008, “fue equivocado, porque por un lado hay un índice inflacionario mentirosos del Indec y todos sabemos que fue mayor a ese 20 %. Por el otro, es distinto hablar de un 20 % de recomposición entre el sueldo de los camioneros y el de las otras actividades, como el caso nuestro”.

Comentá la nota