SOLUCIÓN PARA UN PROBLEMA HISTÓRICO

SOLUCIÓN PARA UN PROBLEMA HISTÓRICO
Por un caño de insuficiente capacidad de escurrimiento, una zona de Ballester padecía constantemente problemas de anegamientos. Ahora el municipio, en una obra de relevancia, reemplazó el conducto principal por uno cuatro veces mayor. Así, un reclamo vecinal histórico encuentra solución.-
Hacía muchos años que los vecinos de Lavalle y Capdevila aguardaban por una solución, que ahora finalmente llegó. Los problemas de anegamiento eran una constante y cada tormenta era un suplicio, por lo que los reclamos de la comunidad eran históricos y recurrentes.

El problema tiene nombre: se trata del conducto de Lavalle y Capdevilla, un desagüe insuficiente que durante mucho tiempo generó inundaciones e inconvenientes en ese barrio. Existieron, por parte de la comuna, intentos de soluciones, como la limpieza y hasta la inserción de nuevos sumideros. Pero no hubo caso, la clave parecía estar en el insuficiente diámetro del entubado, que ahora el municipio reemplazó por uno cuatro veces mayor, en lo que representó una obra de importante dimensión.

Ese canal, en el cual acometen ocho sumideros, empalma con el conducto principal, ubicado en Lavalle y Emilio Zola, por lo que los conflictos se extendían por una importante zona de Villa Ballester. “Se trataba de un problema permanente, que tuvo varios intentos de resolución y que ahora encuentra una respuesta definitiva”, explicaron desde la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad de San Martín.-

Comentá la nota