Soloaga es el nuevo comisionado de fomento de Cañadón Seco

El ex diputado provincial en el período 1985/89 y actual secretario general de la filial Supeh de Caleta Olivia, Jorge Marcelo Soloaga, fue designado por el gobernador Daniel Peralta como nuevo comisionado de fomento de Cañadón Seco, localidad que pese a tener una población estable de mil habitantes, es el símbolo de la historia petrolera de Santa Cruz y uno de los centros estratégicos en lo que se refiere a instalaciones industriales.
El ex diputado provincial y actual secretario general del Supeh de Caleta Olivia, Jorge Soloaga, ya cumple las funciones de comisionado de fomento de Cañadón Seco.

Caleta Olivia (agencia)

Jorge Solaga, quien también ganó notoriedad en el ámbito cultural ya que es uno de los vocalistas del conjunto folclórico "Ecos del Golfo", se venía perfilando desde hace varios meses para reemplazar a Claudio Dalle Mura, el cual presentó su renuncia hace pocos días y tenía previsto radicarse en la provincia de Buenos Aires. Antes de alejarse formuló críticas contra algunos funcionarios provinciales, a los que no mencionó.

El nuevo comisionado se hizo cargo formalmente de su despacho el lunes 21 de diciembre, sin que haya habido de por medio alguna pomposa ceremonia ni tampoco convocó a los medios informativos locales, aunque accedió a formular sus primeras declaraciones como funcionario político a requerimiento de Diario Patagónico.

Desde el vamos no hizo ninguna referencia directa a su antecesor pero igualmente lanzó un tiro por elevación cuando argumentó que será necesario restañar discrepancias que dividieron a no pocos vecinos de esa pequeña comunidad con la anterior conducción institucional.

CREARA CONSEJO POPULAR

Pero el nuevo comisionado, quiere encerrar en una carpeta las instancias que llevaron a la división de muchos vecinos con Dalle Mura y prefiere mirar hacia el futuro, a tal punto que se apresta a poner en práctica la filosofía de trabajo que venía pergeñando por muchos años, habida cuenta que él mismo reside en el ex campamento ypefiano desde hace 25 años. Está casado con Susana Alvarez y es padre de dos mujeres y un varón, siendo además hijo de uno de los primeros perforadores que tuvo en la zona la otrora empresa estatal, Oscar Eloy Soloaga, quien llegó procedente de Catamarca en 1949.

"Yo estoy convencido y fundamento que Cañadón Seco se merece un resarcimiento histórico, económico, cultural, social, educativo y de otros órdenes" sostuvo el comisionado en sus primeras declaraciones formuladas en forma exclusiva a Diario Patagónico.

Admitió que quizá tenga poco tiempo para ejercer sus funciones (al menos estará hasta diciembre de 2010), pero igualmente hará todo lo posible para concientizar a sus vecinos que es necesario trabajar todos juntos para poner en práctica "un gran proyecto de desarrollo, crecimiento y transformación estratégica".

Para tal fin, ilustró "vamos a poner en marcha la principal herramienta que es lo denominará Consejo Popular de la Comunidad de Cañadón Seco" que estará integrado por representantes de diversas instituciones y empresas que tienen injerencia en esa comunidad.

INFRAESTRUCTURA ESCOLAR

En ese contexto, Soloaga pretende dar roles protagónicos a distintas facetas de las actividades comunitarias. De cada una de ellas hizo una descripción global que resulta extenso de mencionar en un solo informe periodístico.

No obstante, merece destacarse un de sus principales objetivos: construir un nuevo edificio que albergue a la Escuela 23 (fue creada por YPF hace más de 60 años) y al jardín de infantes. Además, su anhelo es crear un colegio de nivel polimodal ya que los adolescentes deben concurrir diariamente a Caleta Olivia para cumplir con esa etapa educativa.

Del jardín de infantes dijo que el mismo funciona en antiguos pabellones que pertenecieron a YPF y actualmente están fuera de toda norma de edificación y seguridad.

"Yo no soy el que hará una escuela –recalcó–, sino que es la comunidad de Cañadón Seco la que tiene que estar convencida, comprometida y concientizada que tiene que tenerla porque, a modo de ejemplo, no puede ser que los chiquitos tengan que acudir a un jardín que ciertamente tiene muchas falencias estructurales, pero igualmente no puede estar ausente en la obtención de otras instalaciones como un gran centro cultural e incluso viviendas ya que muchos jóvenes se alejan de la localidad para formar su hogar en Caleta Olivia donde pueden acceder a planes habitacionales".

EMPRESAS PETROLERAS

Otro de los anticipos de su gestión está vinculado a su relación con las empresas petroleras, tanto operadoras de yacimiento como de servicio.

En ese sentido reveló que su postura tendrá un gran pragmatismo, a tal punto que "será firme en cuanto a las obligaciones que le correspondan porque hay quienes no hacen ningún tipo de aporte o contribución e incluso se incorporan al concepto de responsabilidad social empresaria".

Paralelamente, apuntó que, siempre con el consenso vecinal, "vamos acordar políticas con aquellas empresas que se sientan comprometidas con el desarrollo de Cañadón Seco, teniendo en cuentas que ellas también entran dentro del calificativo de vecinos".

En ese sentido citó que "YPF es principal vecino empresario y luego está Oxy", pero también hay otras compañías menores que incluso son de capitales multinacionales "que tienen que saber que deber aportar de la misma manera que lo hacen los vecinos más humildes".

El ex diputado dejó su impronta

El paso de Jorge Solaga por la Legislatura Santacruceña (85/87) no pasó desapercibido a tal punto que no sólo tuvo reconocimientos halagadores por su gestión, sino que también se ganó acérrimos detractores.

Parte de esas circunstancias hicieron que fuera excluido por muchos años del campo de la política, aunque él también optó por "silenciarse" hasta que hace algunos meses fue convocado por el gobernador Daniel Peralta para hacerse cargo de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco.

Pero vale recordar algunos de sus proyectos que cobraron notoriedad histórica, a modo de referenciar su trayectoria legislativa.

Uno de los más resonantes fue el que presentara en setiembre del 86 por el cual solicitaba al Poder Ejecutivo Provincial que se iniciaran acciones ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para lograr un resarcimiento económico a favor de Santa Cruz producto de la mala aplicación del Decreto 2227/80, es decir, por las regalías petroleras mal liquidadas.

Claro está que esa iniciativa no se cumplió de inmediato ya que el juicio que posibilitó el pago de millones de dólares a favor del Estado provincial se concretó varios años después, cuando Solaga ya no era diputado y no fueron pocos los que se adjudicaron el mérito.

Otra de sus iniciativas fue la que derivó en el primer juicio político de gran relevancia que se hizo en la Argentina a partir de la reinstauración de la democracia, en 1983.

Fue en 1988, cuando Soloaga hizo pedido de juicio político contra el Poder Ejecutivo de Santa Cruz, el cual derivó en la destitución del entonces gobernador Ricardo Jaime del Val, el cual fue imputado en varios hechos fraudulentos contra la administración pública.

Por si fuera poco, cabe recordar que cuando apenas había comenzado su mandato legislativo, en 1986 encabezó un proyecto por el cual se solicitaba investigar el accionar de funcionarios del entonces Banco de la Provincia de Santa Cruz.

Ello generó un enorme proceso de verificación de cuentas, préstamos y oscuras negociaciones con algunas empresas que eran clientes de la entidad y que, mediante artilugios financieros, lo utilizaban para su enriquecimiento ilícito. La consecuencia de ello fue el descabezamiento de todo el directorio del banco y la renuncia del entonces ministro de Economía.

Comentá la nota