Sólo un tercio de partidos cordobeses podría participar de elección nacional

Si la nueva ley se aplicara como está, quedarían afuera unas 27 agrupaciones de la votación general.
Si el proyecto de reforma política impulsado por el Ejecutivo nacional fuera aplicada tal cual fue enviada al Congreso, de los 43 partidos que existen en Córdoba registrados ante la Justicia Federal Electoral, sólo 16 podrían presentarse en las próximas elecciones nacionales.

Si se coteja esta nueva propuesta del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con el informe que hace unos días presentó la Cámara Nacional Electoral, según el cual en Argentina hay 686 partidos políticos –33 nacionales y 653 de distrito–, se puede proyectar la cantidad de agrupaciones que estarían inhabilitadas para presentar candidatos a las elecciones a nivel nacional, tanto ejecutivas como legislativas.

La reforma política contiene varias modificaciones al sistema electoral. La más importante es la introducción de un sistema de primarias abiertas obligatorias para todos los partidos, que deberán definir sus candidatos meses antes de la elección general en una votación con el padrón general. También se introducen cambios en el financiamiento de campañas, con una reducción de aportes privados y mayor financiamiento estatal.

Uno de los puntos de mayor rispidez es que se intenta evitar los sellos partidarios que sólo se constituyen para las elecciones, lo cual ha sido objetado por el riesgo de que queden afuera las minorías. En tal sentido, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, admitió que podría haber cambios.

La Ley Orgánica de Partidos Políticos (23.298) atañe sólo a las fuerzas que actúan en ámbitos nacionales, es decir, agrupaciones con personalidad jurídico-política de distrito, que pueden postular sólo candidatos a legisladores nacionales (diputados y senadores), y agrupaciones con personalidad nacional, que son aquellos reconocidos en al menos cinco distritos y que pueden postular candidatos a presidente y vice.

En el distrito Córdoba, siempre según el documento de las Cámara Nacional Electoral, hay 21 partidos de distrito (Acción para el Cambio, Partido Nuevo, Primero la Gente, Vecinalismo Independiente, entre otros) y 22 nacionales (Acción por la República, Partido Comunista, Partido de la Victoria, Partido Justicialista, Unión Cívica Radical, entre otros).

La ley vigente establece que "para que a una agrupación política se le pueda reconocer su personalidad jurídico-política como partido de distrito (...) debe acreditar la adhesión de un número de electores no inferior al cuatro por mil del total de inscriptos en el registro electoral del distrito correspondiente, hasta el máximo de un millón".

Córdoba tiene 2.396.867 electores, por lo cual se toma la cifra máxima que estipula la norma, un millón, y se le aplica el cuatro por mil. Entonces, las agrupaciones en nuestra provincia necesitan, al menos, cuatro mil afiliados para alcanzar la personalidad jurídico-política.

El nuevo proyecto K sube ese piso al cinco por mil, es decir, cinco mil afiliados, y agrega un punto clave: "Para conservar la personalidad jurídico-política, los partidos políticos deben mantener en forma permanente el número mínimo de afiliados".

Ninguno de los 21 partidos de distrito de Córdoba supera los cinco mil afiliados, por lo cual, si se aplicara en este momento la reforma, ninguno de ellos podría presentar candidatos a diputados y senadores nacionales, aunque sí podrían presentarse en elecciones locales.

Las nacionales. A su vez, el proyecto K establece nuevas pautas para los partidos nacionales. Ahora no sólo les alcanzaría con actuar en cinco o más distritos con el mismo nombre, declaración de principios, programa y carta orgánica.

Si se aprueba el proyecto como está, deberán además acreditar "que la suma total de sus afiliados en todos los distritos donde tengan reconocimiento no sea inferior al uno por mil del total de los inscriptos en el Registro Nacional de Electores". Y deberán mantener siempre el número mínimo de afiliados para conservar su personalidad.

Según la Cámara Nacional Electoral, son 27.391.208 los electores argentinos. Así, un partido nacional debería contar con, al menos, 27.391 afiliados.

Si se aplicara ahora mismo la reforma, seis de los 22 partidos nacionales que hay en Córdoba perderían su personalidad (Izquierda Socialista, Movimiento de Acción Vecinal, Movimientos Libres de Sur, Partido Comunista, PTS y Política Abierta para la Integración Social) y no podrían presentar candidatos a presidente y vice en las elecciones nacionales.

De esta manera, 27 de los partidos de Córdoba que hoy participan de elecciones nacionales no podrían hacerlo más.

Visto bueno. El ex decano de la Facultad en Ciencia Política de la Universidad Católica de Córdoba, Mario Riorda, quien fue miembro de la Comisión Consultiva de Expertos para la Reforma Política, explicó a este diario que "quizá el punto más polémico de esta ley, no para la gente sino para los dirigentes de los partidos menores, es que a partir del proyecto tendrán barreras legales muy fuertes para subsistir".

"Es discutible cuál es el límite de ‘democraticidad’ que hace defendible a las barreras legales y que estas no se transformen en limitantes a la libertad de asociación. No obstante, dada la atomización sin precedentes del sistema de partidos en Argentina, veo altamente recomendable que existan barreras legales algo severas", manifestó Riorda.

También la politóloga Valeria Brusco ve con buenos ojos que la reforma reduzca la enorme cantidad de fuerzas políticas, y aconseja que no se le tema al bipartidismo. "No puede haber 700 opiniones sobre cómo debe ser el país", apuntó la especialista, quien tiene cátedras en la Universidad Católica de Córdoba y en la Universidad Nación de Córdoba.

Todas las predicciones son hipotéticas. Si se cambia la ley, los partidos tendrán cierto tiempo para salir a buscar nuevos afiliados, o podrán recurrir a otros mecanismos, como fusionarse.

Sin embargo, estas cuentas sirven para darse una idea del nuevo panorama que se plasmaría en Córdoba con la reforma política.

Piso ampliado

5 mil afiliados. Es lo que exigirá la nueva ley para tener un partido de distrito, si se aplica como está.

Comentá la nota