Sólo seis municipios presentaron proyectos para el Fondo Sojero

Sólo seis municipios presentaron proyectos para el Fondo Sojero
Capital, Valle Viejo, Belén, Huillapima, Tinogasta e Icaño tienen iniciativas para invertir los ingresos.
Hasta ahora sólo 6 municipios presentaron proyectos para el uso del Fondo Federal Solidario que se integra por las retenciones a la soja que el Gobierno nacional coparticipa a las Provincias. Son los municipios de Valle Viejo, Icaño, Capital, Belén, Huillapima y Tinogasta. A las comunas ingresaron un poco más de $10,3 millones de pesos por el 30% que el Gobierno provincial debe coparticipar a los municipios.

Intendentes que todavía no presentaron iniciativas para el uso de los fondos aseguran que fue por el receso administrativo en la función pública que se inició el pasado 6 de julio. Sin embargo, los intendentes ya recibieron los ingresos correspondientes a abril, mayo, junio y julio y tienen prohibido invertirlos en gastos corrientes.

Así, mientras algunos intendentes se quejan por la disminución de los fondos de coparticipación municipal, también es cierto que 30 de ellos no mostraron apuro para el uso de los fondos. Todas las sumas recaudadas por el Fondo Federal Solidario deberán destinarse a financiar obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales.

El pasado 22 de mayo el Gobierno provincial aprobó la resolución ministerial por la que fijó los mecanismos de control para la utilización del fondo sojero. El instrumento que recién fue publicado en el último Boletín Oficial, aunque ya había sido comunicado a todos los jefes comunales, establece que los municipios deberán informar a la Subsecretaría de Asuntos Municipales en qué invertirán el Fondo Federal Solidario recibido en cada jurisdicción municipal y mediante la presentación de los proyectos correspondientes.

Los mismos deberán ser remitidos a la Dirección Provincial de Fortalecimiento Institucional para su análisis e informe de los aspectos técnicos y financieros contables.

Según información a la que accedió este medio, en la Dirección Provincial de Fortalecimiento Institucional sólo hay proyectos de los seis municipios mencionados. La Capital presentó una iniciativa para la ampliación de una de las escuelas municipales; Icaño pretende la reconversión del alumbrado público; Valle Viejo aspira a contar con infraestructura sanitaria para realizar tareas de prevención del dengue; Belén presentó proyectos para la red de agua potable y la construcción de cordones cuneta. Tinogasta apuesta a la apertura de calles y la ampliación de la red de agua potable, y Huillapima quiere realizar la recuperación de una plaza pública.

Luego del informe de la Dirección de Fortalecimiento Institucional que determinará si el proyecto es adecuado, será la subsecretaría de Asuntos Municipales la que emita la resolución de aprobación o no.

Fondo de Desarrollo Municipal

Por otra parte, los municipios cuentan además con 14 millones más que se integran por los ingresos que tiene el Fondo de Desarrollo Municipal, que corresponden al 2008. La integración del fondo está previsto en la ley de coparticipación municipal y se integra con el 3% de los recursos que ingresan para el reparto entre los municipios.

Los proyectos son aprobados en la Comisión de Participación municipal. La presentación de planes para el uso de estos fondos fue más dinámica en comparación con el Fondo Sojero. Hasta ahora se dio luz verde para los planes presentados por los municipios de Icaño, Capayán, Valle Viejo, Capital, Pomán, Mutquín y Santa Rosa. Es decir, sólo siete municipios fueron los beneficiados, aunque hay otros que esperan por la aprobación.

En un año de crisis por la disminución de recursos de coparticipación, los municipios podrían contar con mayor disponibilidad de fondos si aceleraran la presentación de proyectos para ejecutar sus planes.

$24 millones: Es lo que recibieron los municipios de la Provincia durante este año por el Fondo Sojero y el Fondo de Desarrollo Municipal. A esto se suman regalías y coparticipación.

Comentá la nota