Sólo restan definir pocos puntos de la Ley de Subrogancias

El gobernador anticipó en 20 o 25 días el Poder Legislativo dará a conocer el mecanismo para cubrir las vacantes en tribunales. Un proyecto de Hugo Balceda sería la base, pero con algunos cambios.
El gobernador José Alperovich estimó ayer que la Ley de Subrogancias para cubrir espacios vacantes producidos en la Justicia debido a la jubilación de magistrados podría estar lista antes de fin de año.

El Mandatario provincial aclaró que "la ley va a salir del Legislativo, no del Ejecutivo", al tiempo que destacó la necesidad de consensuar la propuesta entre los tres poderes del Estado.

"Lo que se ha planteado informalmente es esperar 20 ó 25 días y después consensuar a través de algunos miembros de la Corte, si no de todos, para plantear una ley que salga por consenso de los tres poderes", precisó en diálogo con la prensa, tras supervisar obras en la Capital.

Encuentros informales

Los contactos con los integrantes del máximo tribunal de justicia de la provincia se realizarían a título personal y de manera informal, ya que su presidente, Antonio Gandur, dejó en claro que bajo ningún punto de vista la Corte puede alcanzar un borrador ya que podría prestarse a "malentendidos" en el marco de la causa que se tramita por la inconstitucionalidad de la conformación del Consejo de la Magistratura.

Cuando realizó un balance de su primer año como presidente de la titular, Gandur advirtió el tema de las vacantes tendría "visos de gravedad el año que viene". Hoy los despachos vacantes en los tribunales suman 15, pero a fin de año serán 29 los cargos sin cubrir, lo que afectará la prestación del servicio de Justicia.

Hasta el momento, en la Legislatura se encuentra un proyecto de Hugo Balceda, que sería tomado como base para la futura Ley, aunque se realizarían retoques de acuerdo a las sugerencias de los jueces. "Es la base desde la cual partimos", admite un legislador que suele estar presente a la hora de las grandes decisiones del bloque oficialista "Tucumán Crece".

El proyecto original

Básicamente el parlamentario propone crear el Cuerpo de Magistrados Subrogantes, conformado por jueces en actividad y abogados, quienes luego de cubrir una serie de requisitos ya establecidos por las normas vigentes, deberán inscribirse deberán inscribirse donde lo determine la Suprema Corte de Justicia, que además se encargará de verificar si se cumplen los requisitos.

Luego formará listas para cada fuero y centro judicial para enviar las mismas al Poder Ejecutivo, que deberá elegir al candidato y elevar un pliego a la Legislatura para su aprobación.

Las modificaciones

Estos últimos son algunos de los puntos que podrían ser retocados, ya que sería el Poder Ejecutivo el encargado de realizar las nóminas. Tampoco se descarta que el PE mande una terna al parlamento para que el acuerdo sea sobre todos los postulantes, y a su vez la Corte realice posteriormente un sorteo. Según aseveran los defensores de este sistema, se obtendría mayor transparencia.

La iniciativa de Balceda no prevé, en ninguna etapa del proceso, la participación del Colegio de Abogados, tal cual lo pidió públicamente su presidente Antonio Bustamente, lo que le motivó una dura crítica por parte de Alperovich. Sólo los tres poderes del Estado tendrán injerencia en la selección de los magistrados, la Corte efectuará el control administrativo y el Ejecutivo dispondrá de las partidas necesarias para su funcionamiento.

Está previsto que se publiquen los datos y antecedentes de los candidatos, y se fija un plazo de 15 días para que particulares y asociaciones puedan presentar impugnaciones, en tanto que los interesados en subrogar los juzgados vacantes deberán presentarse una declaración jurada patrimonial.

En el bloque oficialista no hay mayores objeciones respecto de estos puntos, con lo cual los cambios estarían relacionados respecto de quién se encarga de controlar el proceso, evaluar los antecedentes y conformar el orden de mérito final.

Mientras Balceda pretende que sea la Corte, algunos colegas suyos, con la venia de la Casa de Gobierno, pretenden dejar esas facultades en el Ejecutivo, reservando para los vocales del tribunal de justicia la implementación de la decisión que posteriormente tome la Legislatura.

Los artículos sometidos a discusión

El proyecto de Balceda consta de 15 artículos, y la mayoría de los parlamentarios está de acuerdo en la mayoría de ellos, aunque las discrepancias no son menores y giran en torno a puntos decisivos. Algunos de los que están en estudio son:

Artículo 4: Los interesados en integrar el Cuerpo de Magistrados Subrogantes deberán inscribirse en la dependencia del Poder Judicial de la Provincia que determine la Corte Suprema de Justicia, quien verificará si el interesado reúne los requisitos para integrar el mencionado Cuerpo y formará las listas para cada fuero y para centro judicial.

Artículo 6: En base a la listas de postulantes, la Corte Suprema de Justicia realizará un orden de mérito teniendo en cuenta la edad, antigüedad, especialidad e idoneidad probada para el caso de magistrados y funcionarios judiciales en actividad; y los antecedentes, edad, especialidad e idoneidad para el caso de los abogados matriculados.

Artículo 8: Cumplido el plazo para recibir observaciones e impugnaciones (fijando en 10 días en el artículo precedente), el Poder Ejecutivo elegirá de las listas de postulantes a uno de los candidatos considerado el orden de mérito establecido en las mismas y remitirá el pliego correspondiente al Poder Legislativo para su análisis y posterior acuerdo.

Comentá la nota