En sólo un mes, el precio de la carne subió un 20 por ciento

Fue a causa de la menor oferta de hacienda en Liniers y del aumento del 45 por ciento que sufrieron los carniceros
El 2010 arrancó con una suba que golpea nuevamente fuerte en el bolsillo de todos los argentinos. Hace tiempo que resulta caro comer carne, pero ahora se está tornando un privilegio de muy pocos.

En apenas 30 días, el valor de la carne en góndolas y mostradores trepó un 20 por ciento y, los expertos, calculan que las subas seguirán durante todo febrero Algunos vaticinan incrementos incluso hasta marzo.

El aumento de la media res repercute a causa de que llega a las carnicerías un 45% más cara que hace un mes, señala La Nación. Los comercios pagan hoy por el kilo de media res 12,80 pesos, mientras que a principios de diciembre se pagaba alrededor de 7 pesos.

Al público, en diciembre, antes de las fiestas, el kilo de asado rondaba los 16 pesos y hoy se paga entre 20 y 22 pesos."Desde hace un mes los precios no paran de crecer y se espera que en febrero suban aún más, lo que sería un problema para el carnicero y para el cliente", reclamó Miguel Heredia, dueño de una carnicería al matutino.

El comerciante cuestionó que como el aumento al público se trasladó sólo el 20%, en relación con el 45 que ellos sufrieron por parte de los mataderos, "en estos meses no nos está yendo muy bien". "Muchos de nosotros perdemos plata", remarcó Heredia.

Para el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la ciudad de Buenos Aires, Alberto Williams, la suba se debe a "la falta de hacienda", y aseguró que en caso de seguir esta alza, "el carnicero tendrá muchas pérdidas por la merma en las ventas, que ya se comenzó a sentir".

Según los comerciantes, ante la suba sistemática que viene sufriendo uno de los alimentos tradicionalmente preferidos por los argentinos, hoy en día la gente "compra más pollo o pescado y menos carne". Según Williams, desde principios de enero "se está trabajando casi a la mitad".

Comentá la nota