Sólo un llamado del PE alterará el receso en la Cámara

Los legisladores del oficialismo aguardan una convocatoria del Gobierno para debatir la cobertura provisoria de las vacantes en la Justicia.
La actividad legisferante de los dos órganos parlamentarios más importantes de la provincia es nula, y se mantendrá así hasta el 1 de marzo, en caso de que no suceda alguna urgencia.

En los recintos de la Legislatura y del Concejo Deliberante capitalino brilla la inacción. No obstante, diversas cuestiones asoman sobre estos espacios, como si fuesen nubes que presagian feroces tormentas. A las puertas del parlamento provincial está tocando una eventual nueva ley de subrogancias, que vería la luz con la anuencia mutua del Gobierno y de la comisión directiva del Colegio de abogados.

Fuentes legislativas confiaron a LA GACETA que el silencio en los pasillos de la Cámara tucumana es tal que puede oírse el eco del ruido que hacen los zapatos al caminar. Sin embargo, admitieron que, si se acuerda el texto de una nueva norma que permita solucionar -al menos de manera provisoria- las vacantes en el Palacio de Justicia, la dinámica interna del edificio volverá a cobrar la vida de tiempos de sesiones ordinarias. De darse este caso, los legisladores se verán obligados a abandonar sus descansos para retornar a sus bancas a debatir la iniciativa. Actualmente, a cargo de la Cámara se encuentra el vicegobernador, Juan Manzur, quien quedará en ejercicio del PE desde mañana, porque el gobernador, José Alperovich, viajará hoy a Buenos Aires para sumarse a la comitiva presidencial que se trasladará a España. Manzur lo acompañará y regresará mañana a Tucumán.

En el Concejo de la capital suena el “runrun” de una presentación formal de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), respecto de un aumento en el precio del cospel. Además, la pulseada de los puesteros del Mercado del Norte y el municipio conducido por Domingo Amaya podría llegar a motivar una sesión de urgencia, aunque esto, según el presidente del concejo, Ramón Santiago Cano (PJ), no sucedería sino hasta el 14 del corriente. Para esta fecha -según afirman desde la intendencia- los puesteros ya deberían haber desocupado los locales en el antiguo centro de abastecimiento.

“Lo del aumento del cospel no es más que dichos informales de los empresarios, al Concejo no llegó nada”, afirmó Cano. El edil agregó que durante esta semana ya mantuvo contactos con varios concejales para empezar a reunir a las distintas comisiones permanentes del concejo. La última vez que se reunió el Concejo fue el 19 de enero.

Insistencia

En donde sí habrá actividad será en el Concejo Deliberante de Yerba Buena. Los ediles fueron convocados a sesión extraordinaria para hoy por el intendente Daniel Toledo (PJ). Este pretende insistir con la compra directa de maquinarias por un monto superior a $ 1 millón. El asunto fue debatido en sesión el miércoles 21 de enero por seis de los 10 concejales que integran el cuerpo. Aquella vez, tras las objeciones del peronista disidente José Marrades, la autorización al Departamento Ejecutivo fue frenada hasta que se analizara en detalle en las comisiones de Hacienda, de Obras Públicas y de Peticiones. “No se justifica que quieran eludir el llamado a licitación”, cuestionó, en aquella ocasión, el concejal.

Comentá la nota