Solo ilusiones de ser los abanderados

Al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y al presidente electo de Uruguay, José "Pepe" Mujica, les alcanzó con poco más de una hora para ilusionarse con ser los abanderados del afianzamiento de las relaciones bilaterales entre los países del Río de la Plata, enrarecidas desde que se desató el conflicto por la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos.
Al final del encuentro, ambos mandatarios procuraron destacar que se creó un "clima de negociación". Como señal de amistad, Urribarri se quedó a comer un asado y Mujica prometió venir a nuestra provincia. Muy poco dijeron en esferas políticas, a pesar de la bronca de los vecinos de Gualeguaychú, solo ilusiones.

Comentá la nota