En sólo 24 horas, otros 100 tucumanos contrajeron dengue

El número total de casos, entre sospechosos y confirmados, trepó ayer a 348. El departamento Río Chico sigue siendo la zona más crítica, seguida por la Capital y Tafí Viejo. Preocupación oficial.
Con el paso de los días, la epidemia de dengue que azota a Tucumán parece agigantarse. Hasta el último miércoles, el promedio de casos detectados por día rondaba entre los 40 y 50.

Pero, ayer las cifras se dispararon, con un centenar de nuevos posibles contagios registrados, elevando a 348 el total de casos, entre confirmados y sospechosos (en lo que va del año), contra los 248 reportados hasta el jueves, tan sólo 24 horas antes.

La situación genera suma preocupación entre las autoridades, que instaron a extremar las medidas para combatir al mosquito transmisor de la enfermedad (Aedes Aegypti).

"A esta altura, ya no importa si son casos autóctonos o si se trata de pacientes que contrajeron la enfermedad fuera de la provincia, porque desde el punto de vista epidemeológico estamos frente a una situación complicada, que obliga a extremar las medidas para evitar que se agrave el brote", advirtió anoche a EL SIGLO el viceministro de Salud, Fernando Avellaneda.

El funcionario confirmó que en las últimas horas "se incrementó el número de casos autóctonos", aunque insistió en que "este es un dato no muy significativo, porque lo concreto es que tenemos al dengue en Tucumán".

Avellaneda reconoció que "durante las próximas semanas seguramente se irá multiplicando el número de casos de un día para otro, frente a lo cual es necesaria la colaboración de los medios y de la comunidad en la prevención". En este sentido, el profesional recordó que "el principal y más efectivo método preventivo contra el dengue es evitar que se acumule el agua en las casas de familia, para que el mosquito transmisor no tenga donde reproducirse y dejar sus larvas". Agregó que "esa tarea fundamental está siendo reforzada con las campañas de desinfección y fumigación dispuestas por el Gobierno y los municipios"; tras lo cual insistió: "Lo más importante es que no dejemos entrar al mosquito en nuestras casas".

También el gobernador José Alperovich reiteró ayer su preocupación por la epidemia de dengue, señalando que "el Estado no debe esconderse y estar al frente (de esta situación)", aunque aclarando que "todos los tucumanos debemos hacer un poco para tratar de matar el mosquito y evitar las larvas".

A su turno, el subsecretario de Salud, Alberto Sabaj, sugirió que "quienes tengan síntomas, como fiebre y dolores musculares, no deben esperan otros análisis científicos para tomar medidas preventivas".

Además, consideró que "habiendo ya casos autóctonos de contagio de dengue, hay que evitar como sea que se produzca una gran diseminación de la enfermedad".

Es oportuno recordar que el dengue no se contagia de persona a persona, sino sólo a través de la picadura del mosquito, por lo cual es fundamental evitar su proliferación.

Zonas críticas

El departamento Río Chico, con la ciudad de Aguilares a la cabeza, sigue siendo el principal receptor de casos de dengue en Tucumán, con 238 casos (casi el 70 por ciento), seguido por la ciudad Capital, con 48 y Tafí Viejo, con 16.

En las últimas 48 horas, también aparecieron varios casos de la enfermedad en las ciudades de Alderetes (9) y Yerba Buena (7).

Declararon la emergencia sanitaria en la Capital

En una sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán declaró ayer a la ciudad en emergencia sanitaria por la epidemia de dengue.

La ordenanza aprobada en el recinto ayer por la tarde (fue el único punto del orden del día), faculta al Departamento Ejecutivo "a realizar contrataciones directas para la adquisición de bienes, insumos, servicios y obras necesarios para atender la situación de emegencia y hasta el cese de la misma".

Los concejales justificaron su decisión en función al "agravamiento de la situación sanitaria provocada por el recrudecimiento de la epidemia" de la enfermedad.

Además, señalaron que "ante la presencia de este grave flagelo, el Municipio de la Capital debe extremar, en el ámbito de su jurisdicción, medidas tendientes a prevenir y preservar la salud de la comunidad".

Comentá la nota