"No sólo el gobierno tiene que interpretar el mensaje de las urnas, la oposición también".

Así lo expresó Alejandro Lozano, concejal electo del Frente Justicialista para la Victoria. Al analizar el resultado de las elecciones del domingo 28 de junio, dijo que en el plano local no hubo sorpresas para ellos.
Aseguró asimismo, que las puertas del PJ azuleño "están abiertas siempre" para la vuelta de los que se fueron, aunque advirtió que la posibilidad de que puedan integrarse dependerá del proyecto que defiendan para 2011. A nivel nacional, sostuvo que el gobierno debe decodificar correctamente el mensaje de las urnas para poder recuperarse, de lo contrario "el peronismo va a buscar otras alternativas".

A dos semanas de las elecciones legislativas, el electo concejal del Frente Justicialista para la Victoria, Alejandro Lozano, hizo un análisis de los resultados tanto a nivel local como provincial y nacional.

Según marcó, no hubo sorpresas en cómo se dieron los comicios ya que venían manejando la posibilidad de que cuatro fuerzas ingresaran dos ediles cada una.

Habló del mensaje que dejaron las urnas y dijo que además de un cambio, expresaron "que también hay que cuidar las formas".

A su entender, si el gobierno decodifica correctamente ese aviso "está en condiciones de recuperarse. Si no es así, el peronismo va a buscar otras alternativas".

Advirtió que ese mensaje debe ser interpretado no solo por el oficialismo nacional, sino también por la oposición.

A la hora de hacer referencia al justicialismo a nivel local y de la posibilidad de que otras fuerzas se incorporen en un futuro, concretamente las que en estas elecciones fueron como "peronismo disidente", aseguró que "las puertas están abiertas".

El Frente Justicialista para la Victoria consiguió más de 6.300 votos el 28 de junio y se ubicó en el tercer lugar. Con ese resultado ingresará el próximo 10 de diciembre 2 concejales: Alejandro Lozano y María del Carmen Ruiz.

"No hubo sorpresaen el resultado"

Consultado en principio qué lectura hace de la elección que en el plano local hizo el justicialismo, Lozano señaló que "tuvo el mismo comportamiento que en todo el interior rural de la provincia de Buenos Aires. De Narváez se impuso claramente en el interior de la provincia y eso implicó un arrastre importante para las listas locales".

Según aseguró, "para nosotros no hubo sorpresa en el resultado", ya que unos días antes de la elección las encuestas les marcaban que al menos las cuatro fuerzas que finalmente resultaron con mayor caudal de votos, iban a colocar 2 concejales cada una.

"Faltaba definir el noveno concejal -agregó-, que no se sabía si lo iba a colocar la UCR como finalmente lo hizo o la fuerza que ganara la elección".

Con los aproximadamente 6.200 votos que consiguió el Frente dijo que "estamos en la media. El que ganó sacó 8.300, no estuvimos tan lejos".

Sobre si, de todas maneras, no hay una mirada hacia dentro del PJ para analizar en profundidad cómo se vienen dando los resultados en esta ciudad, apuntó que "estamos empezando a hacer un análisis sobre lo que pasó, aunque obviamente ahora todo está un poco afectado a la realidad que vivimos con la gripe A y no hacemos reuniones colectivas".

No obstante, marcó que "a grandes rasgos, puedo decir que a la unidad que logramos le faltó tiempo de maduración, un trabajo sostenido a nivel comunitario y a lo largo del tiempo".

Deseó que esa unidad "la podamos mantener, profundizar y que comience a madurar y dar sus frutos para 2011".

Comentá la nota