Sólo el 16% del gasto del Estado fue para la inversión en capital

Las cifras demuestran que hubo baja inversión para equipar seguridad, salud y educación.
Durante 2009, la mayor proporción de los gastos del Estado fueron para el pago de sueldos a los empleados públicos y las transferencias a municipios y organismos descentralizados.

Así, conforme a la ejecución presupuestaria hasta octubre del año pasado, el 83% de las erogaciones del Estado fueron corrientes y sólo un 16% fue gasto en capital que estaría representado por la adquisición de algunos bienes de uso y por las transferencias para la generación de obras. El dato refleja la magnitud que tiene el sector público en la Provincia.

En los primeros diez meses del año el gasto total de la Provincia fue de $2.509 millones de pesos. Los gastos corrientes llegaron a $2.095 millones, mientras que los de capital totalizaron unos $414 millones. Sin embargo, los ingresos de capital fueron sólo de 116 millones de pesos, por la disminución de las transferencias para la inversión.

Al analizar la ejecución del gasto se obtiene que el gasto en personal y las transferencias (envíos que realiza el Ministerio de Hacienda) representan los egresos más importantes, ya que entre ambos suman un 80%.

También se pone en evidencia la escasa inversión real a través de la columna denominada "bienes de uso". Este ítem incluye la adquisición de bienes de capital tales como inmuebles, maquinarias; es decir, todos aquellos gastos que se generan por la adquisición o construcción y que aumentan el activo del Sector Público en un período dado. La cifra indica que es sólo del 7,27%. De allí se desprende también cuál fue el rumbo que tomaron algunas políticas de Estado.

El Ministerio de Gobierno y Justicia invirtió en bienes de uso sólo el 1.35% ($2.619.258) del total gastado en el área que se acerca a los 182 millones de pesos. Lo que permite concluir que de cada $100 gastados solo 10 centavos se destinaron a inversión en seguridad.

Lo mismo ocurre con el área Salud, donde la inversión en la adquisición de infraestructura para el área fue del 0,8% y en Educación apenas asciende al 2,2%, cuando se supone se trata de áreas prioritarias. Otra área en la que también parece irrisoria la inversión es en la Secretaría de Minería, que sólo fue de $4.750.

En el gasto total de la provincia los Ministerios de Hacienda, Educación y Salud son los que representan la mayor parte de la torta. Hacienda con un 25%; Educación con un 24% y Salud con un 15%.

Modificaciones presupuestarias

*La ejecución presupuestaria del año pasado tiene algunas perlitas para observar. Por ejemplo, el control de la gestión pública disminuyó casi 2 millones de pesos con respecto al presupuesto original que había sido asignado.

*La inversión en los bienes de uso destinados a la seguridad interior registró un descenso de$1,8 millón respecto al crédito original. También el mantenimiento del sistema penal bajó en $1,3 millón. En cambio el gasto en personal tuvo un aumento de $7 millones.

*El gasto de la Provincia en inversiones turísticas fue sólo del 0,3% en función del gasto total.

*Las transferencias a la industria también tuvieron un descenso considerable. De 10 millones que tenían asignado sólo se quedaron con $200 mil.

Comentá la nota