Sólo funciona una grúa para realizar los acarreos de vehículos en infracción

La empresa que prestaba el servicio de grúas no renovó el contrato con la comuna, por lo que el municipio realiza los acarreos con sus propias unidades. De las cuatro que posee sólo funciona una.
La Municipalidad atraviesa desde hace varias semanas por serias limitaciones para asegurar el acarreo de los vehículos que se encuentran en infracción en la vía pública.

Es que hace al menos dos meses la empresa privada que prestaba el servicio decidió no renovar el contrato que la vinculaba con la comuna, por lo que desde entonces las únicas grúas disponibles para recorrer toda la ciudad son las que pertenecen al propio municipio.

Pero de las cuatro existentes hoy sólo funciona una, ya que dos de ellas no logran superar la verificación técnica y la restante se encuentra desmantelada desde hace varios años, en un galpón de la Dirección de Transporte y Tránsito.

El secretario de Gobierno, Ariel Ciano, reconoció ayer ante LA CAPITAL que actualmente existe sólo una unidad para realizar los acarreos, pero aseguró que el Departamento Ejecutivo ya está en camino de resolver parcialmente la situación durante esta misma semana.

Según explicó, las dos grúas que fueron objetadas en la VTV serán reparadas para poder someterlas a un nuevo examen técnico el viernes con la intención de obtener las obleas que les permitan circular por la vía pública.

Y agregó que ya se resolvió iniciar un proceso de licitación para adquirir entre "3 y 4 grúas" para incorporarlas a la flota del municipio y reemplazar así a las que pertenecían a la compañía privada que abandonó su tarea.

La empresa que realizaba los acarreos prestaba el servicio desde hacía 14 años hasta que hace algunos meses decidió no seguir adelante con su relación con la Municipalidad.

Aparentemente, la compañía no estaba conforme con el monto y las condiciones del contrato y esa habría sido la principal razón por la que decidió retirarse. No obstante, el Ejecutivo ya había hecho algunas observaciones sobre su tarea, por lo que la relación entre las partes no era la mejor.

Según Ciano, cuando la compañía comunicó su desinterés en seguir prestando el servicio de acarreo, el gobierno hizo un concurso de precios para tratar de hallar a un nuevo prestador. "No hubo ofertas válidas por lo que preferimos no volver a contratar a una empresa privada", señaló el funcionario.

Por ese motivo fue que se decidió poner en condiciones las grúas municipales y al mismo tiempo avanzar en la compra de nuevas unidades.

Sin embargo, cuando se sometió a dos de esos vehículos a la VTV no lograron superar la prueba.

El director de Transporte y Tránsito, Juan José Arteaga, aseguró que los vehículos rechazados no tienen ninguna falla "insalvable" y aseguró que lo que sucedió fue que "como suele pasar con cualquier automóvil que va a la VTV aparecieron problemas que no se habían tenido en cuenta". El funcionario precisó que "simplemente se ha ordenado la compra de algunos repuestos" -que serían entregados hoy- para hacer las reparaciones necesarias con el propósito de someter a las grúas a una nueva verificación.

Junto a ello el Departamento Ejecutivo tomó la decisión de adquirir nuevas unidades para cubrir el trabajo que venía haciendo la empresa, que solía tener en servicio de entre 2 y 4 grúas, según la época del año.

"Estamos trabajando en un llamado a licitación para comprar nuevas unidades que puedan ser incorporadas al patrimonio municipal. Creemos que sería lo más provechoso porque esto nos dará más libertad para disponer de ellas cuando sea necesario", explicó Ciano

Comentá la nota