Sólo el Estado explotará uranio

El Gobierno provincial envió a la Cámara de Diputados un proyecto para limitar todo lo relacionado a la exploración y explotación de todos los minerales nucleares, entre ellos el uranio en Santa Cruz, al Estado provincial y/o nacional. De esta forma, se plantea la caducidad de todos los derechos mineros en trámite u otorgados respecto a los minerales en cuestión.
A última hora de ayer, el Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley mediante el cual se restringe la posibilidad de prospección, exploración y/o explotación de los minerales nucleares, entre ellos, obviamente, el uranio.

En los fundamentos, el gobernador establece que "resulta necesario e indispensable que la actividad exploratoria, extractiva y productiva sea reglada en forma estricta", destacando la necesidad de circunscribir a la competencia provincial esa potestad.

Recuerda Peralta que el Gobierno nacional, "al definir los ejes del plan estratégicos para el sector nuclear, en la generación masiva de energía núcleo eléctrica y sus aplicaciones, ha establecido un marco estratégico para el desarrollo de la energía nuclear en nuestro país".

El mandatario provincial destaca el impulso que desde su Gobierno se ha dado al desarrollo de las actividades energéticas, "a través del uso sustentable de los recursos naturales, ello con miras a promover el desarrollo de su economía a través de los recursos genuinos, generando puestos de trabajo y la prestación de bienes y servicios".

Se destaca, además, la intervención de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la que "coadyuvará con el Estado nacional para desarrollar e impulsar" estos objetivos y siempre, destacando los fundamentos "dentro del marco normativo vigente y evitando el menoscabo y deterioro del medioambiente".

Luego de la polémica generada en Las Heras, en la zona de Laguna Sirven, en la que se conoció la existencia de pedidos de permisos de cateo minero en esa zona y lugares aledaños, ya la semana pasada, Daniel Peralta había advertido que no estaba de acuerdo en que particulares pudieran participar de la actividad minera relacionada con el uranio u otros materiales nucleares.

Otro interrogante que había surgido, cuando en Gobernador Gregores Julio Miguel De Vido anunció la inminente explotación del material estratégico, fue la existencia de la Ley 2.249 que, si bien no especifica la actividad extractiva, en uno de sus párrafos sostiene que se prohíbe la instalación de "plantas o establecimientos de cualquier tipo que elaboren o utilicen elementos que pudieran producir contaminación radioactiva". La expresión "cualquier tipo" dejaba abierta la puerta a algún tipo de cuestionamiento, por lo que el proyecto de ley enviado ayer a la Cámara de Diputados requiere, en su tercer artículo, la modificación de ese artículo de la Ley 2249, estableciendo la prohibición "en todo el territorio de la provincia de la instalación de centrales nucleares, depósitos transitorios o permanentes de residuos radioactivos; plantas o establecimientos que elaboren o utilicen en su proceso de producción de residuos radioactivos que pudieren producir contaminación radioactiva".

Comentá la nota