Hay sólo 35 empresas argentinas entre mayores 500 de la región

Hay sólo 35 empresas argentinas entre mayores 500 de la región
• Se destacan las siderúrgicas de Techint, las petroleras YPF y Petrobras, Cargill, Cencosud y Carrefour
•La crisis golpeó fuerte a las principales corporaciones latinoamericanas el año pasado. Perdieron ventas por más de 73.000 millones de dólares. Cada vez que hubo una crisis externa tardaron dos años en promedio para recuperarse. Sólo 35 empresas argentinas figuran entre las primeras 500 de la región. El ranking confeccionado por AméricaEconomía Intelligence sigue siendo liderado por las petroleras. Lo encabeza la venezolana PDVSA, por encima de la mexicana Pemex y la brasileña Petrobras, pero se vería ayudada por un efecto cambiario y por algunos manejos contables.

El impacto de la crisis internacional significó en 2008 una caída en las ventas de las principales 500 empresas de América Latina del 3,7% (unos u$s 73.213 millones) que totalizaron u$s 1,88 billón, según datos de AméricaEconomía Intelligence. Se trata de la primera caída desde 2002, luego del fuerte crecimiento de 2007 del 23,7%.

La expectativa para este año es negativa, como lo reflejan los resultados del primer trimestre, aventurando una recuperación en 2010. Así lo muestra la historia, ya que cada vez que las 500 líderes regionales fueron impactadas por una crisis, como la asiática en 1998 y la que siguió al atentado de las Torres Gemelas en 2001, experimentan dos años de caída en sus ventas.

De modo que 2008 puso fin al más exitoso período de expansión de las grandes corporaciones latinoamericanas, cuyas ventas pasaron de u$s 831.572 millones en 2001 a u$s 1,9 billón en 2007. El detonante fue la combinación de una fuerte contracción del comercio mundial, una profunda caída en el precio de los commodities y una desvalorización generalizada de las monedas domésticas frente al dólar estadounidense.

Según el ranking elaborado por AméricaEconomía Intelligence, en 2008 las petroleras siguen liderando el pelotón posicionando en primer lugar a la venezolana PDVSA con un nivel de facturación de u$s 126.364 millones. Cabe señalar que AméricaEconomía e ISI Emerging Markets, responsables del relevamiento estadístico, ponen reparos en el liderazgo de PDVSA tanto por un tema cambiario como de confiabilidad de los datos contables.

La cima del ranking está dominada por cuatro empresas del sector petróleo-gas, y la gran disputa se concentra entre la mexicana Pemex y la brasileña Petrobras con ventas de u$s 96.048 millones y u$s 92.049 millones, respectivamente.

A nivel país, Brasil lidera con 212 empresas con una facturación total de u$s 746.787 millones seguido por México con 126 compañías (u$s 588.246 millones) y bien detrás Chile (60 empresas y u$s 164.322 millones), Venezuela (7 y u$s 147.586 M) y la Argentina, con 35 empresas y u$s 117.493 millones.

Entre las primeras 50 empresas figuran cuatro argentinas: el Grupo Techint, que ocupa el octavo lugar del ranking general (se supone que incluye a Tenaris, Ternium y Siderar) con u$s 22.000 millones de facturación; luego, en el puesto 23 aparece Tenaris, en el 31° YPF (u$s 10.050 M) y en el 43° Ternium.

Hasta el puesto 100 logran entrar Cargill en el 65° (u$s 5.970 M) y Petrobras Energía en el 94° y más atrás figuran Cencosud en 122° (u$s 3.318 M), Carrefour en 129°, Telecom en 133°, Aceitera General Deheza en 170° (u$s 2.506 M), Siderar 181°, Molinos Río de la Plata 182° y la automotriz Volkswagen en el 193° con u$s 2.233 millones.

Vale señalar que la Argentina tuvo entre las primeras 500 compañías, 36 en 2005, 41 en 2006 y 36 en 2007.

A la hora de evaluar los cambios en el ranking regional debe tenerse en cuenta el impacto de la caída de los precios de las materias primas que afectó a las empresas vinculadas principalmente al cobre, aluminio, soja, trigo, petróleo y la celulosa.

Otro factor que impactó en la performance de las 500 mayores empresas de la región fue el comportamiento del dólar que experimentó fuertes subas en Brasil, México (también le pegó fuerte la recesión en Estados Unidos) y en Chile.

Quienes aprovecharon la debilidad mexicana fueron Perú y Chile, que subieron al pelotón 21 y 60 empresas, respectivamente.

En relación con los cambios sectoriales, Comercio totalizó ventas por u$s 187.500 millones y mostró un retroceso del 4,7%. Pese a ello se destacaron las chilenas Cencosud y Falabella, que incrementaron su presencia regional durante 2008, así como las operaciones de la francesa Carrefour en la Argentina y Brasil.

Un panorama más negativo muestran los sectores de Telecomunicaciones y Bebidas-licores, que cayeron un 12,8% y un 13,9%, respectivamente, alcanzando ventas totales por u$s 148.200 millones, en el caso de telecomunicaciones y u$s 54.800 en Bebidas-licores.

En el sector automotor, las ventas totales cayeron sólo un 4,5% debido a un efecto de rezago en la llegada de la crisis.

En energía eléctrica, sector que involucra empresas generadoras, transmisoras y distribuidoras, se observa una caída en las ventas totales del 8,8%, sobre un total de u$s 119.000 millones. En el caso de la construcción, hubo un aumento en sus ingresos del 9,5%, reflejando en parte la fuerza de su inercia. En cambio, el sector cemento, asociado a construcción, pero mucho más sensible a los cambios de la demanda, tuvo la segunda caída sectorial más pronunciada (17,3%), después de textil y calzado (30,7%).

Comentá la nota