Sólo la diputada Insaurralde faltó a la cena de trabajo con el gobernador en la residencia

Reinstalado en la residencia oficial de la calle Saavedra luego del tormentoso desalojo de Sandra Mendoza, el gobernador Jorge Capitanich se reunió el martes por la noche con el bloque de diputados del Partido Justicialista en una cena de trabajo en la que se abordaron los principales temas de la agenda legislativa y otras cuestiones políticas, con la notoria ausencia de la diputa Elda Insaurralde, según dijo Raffín.
La reunión fue clave para analizar los movimientos políticos próximos, inmediatos y mediatos del oficialismo. El caso de la legisladora de La Leonesa fue notorio porque no siempre acompaña las propuestas de su bancada. "Nosotros tenemos esa preocupación", dijo el saenzpeñense, pero entiende que es necesaria "una conversación especial en el marco de ver y respetar los intereses generales de la provincia, que es nuestra función".

El también vicepresidente segundo de la Legislatura provincial entiende que del tema habrá que hablar con Insaurralde y con su esposo, el intendente de La Leonesa José Carabajal, quien no tendría buen diálogo con las autoridades provinciales y, en cambio, sintonizaría una muy estrecha relación con el secretario general de la Federación de Trabajadores Municipales Jacinto Sampayo.

La participación de Insaurralde será clave en varios temas, como la elección del presidente de la Cámara de Diputados y otros que por delante tendrá el bloque legislativo del Frente Chaco Merece Más, que además del Partido Justicialista comprende al Frente Grande y el de Libres del Sur, que tiene a Fabricio Bolatti y a Carlos Martínez, respectivamente.

En línea

"Capitanich ratificó su posición sobre el derecho del Frente Chaco Merece Más a presidir la Cámara de Diputados", apuntó Raffín al dar cuenta de la conversación con el gobernador y sobre ese punto en particular dijo: "Es preferible hablar de consenso y no de confrontación, y cuando se habla de consenso se hace del respeto al resultado de algunas cuestiones, como el resultado de la elección del 28 de junio".

Otro tema ríspido para el bloque oficialista es el presupuesto del Poder Legislativo, que en el Ejecutivo estimaron será de 50.000.000 pesos menos. Al respecto, dijo: "Creo que debemos sentarnos porque nosotros hemos recibido la información a través de los bloques y en la Comisión de Hacienda, pero lamentablemente la fundamentación no fue incorporada. Vinieron las planillas, directamente".

En tanto que el aumento de sueldos que reclaman los empleados del Poder Legislativo es otro de los problemas en la orilla oficialista, porque el gobernador vetó esa iniciativa, tal cual fue votada, porque además implica un afecto cascada sobre sectores que tienen alto nivel salarial, como el personal de Contaduría y Tesorería General de la provincia, cuya escala salarial se engancha con la del Poder Legislativo.

En ámbitos parlamentarios se habría consensuado una fórmula para que ese aumento del 29 por ciento no sea remunerativo ni bonificable. "Siempre se habló de que se blanquee ese aumento, pero sin alterar los números del presupuesto aprobado", añadió.

"El estilo de gobierno de Capitanich no es para patear ninguna situación para adelante, sino para resolver problemas estructurales que tenemos en esta provincia para que en una gestión que termina en 2011 y hay obras que exceden una gestión. Ese caso es el del segundo acueducto y en el mismo sentido hay que ver la situación del Insssep", destacó Raffín.

También fue repasado el caso de la situación del intendente de Villa Angela y diputado electo Domingo Peppo, quien debe decidir si renunciará a la intendencia para asumir su puesto legislativo, al igual que Aída Ayala en Resistencia. "Estamos analizando día a día y el gobernador tiene su posición tomada", reiteró.

Comentá la nota