Sólo cuatro gobernadores no respaldan el Fondo del Bicentenario, dice Capitanich

Veinte gobernadores apoyan la conformación del Fondo del Bicentenario, propuesta por Cristina Fernández de Kirchner, y sólo cuatro mandatarios se oponen a la iniciativa, dijo ayer Jorge Capitanich al hacer un repaso sobre los posicionamientos de las distintas jurisdicciones ante la polémica propuesta nacional, que ahora debe ser validada por el Congreso.
Capitanich, en declaraciones a FM Universidad, dijo que a excepción de Mauricio Macri (jefe del gobierno porteño), Mario Das Neves (Chubut), Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), todos los demás gobernadores (veinte) "están a favor".

"Yo lo hablé con la presidenta, con el ministro del Interior, con el ministro de Economía, y creo que hay un fuerte respaldo de los gobernadores para la constitución efectiva del Fondo del Bicentenario, pero con la siguiente aclaración: cuando hay un decreto de necesidad y urgencia, se cumple con el postulado de la ley 26.122, que establece un procedimiento. Es decir que una vez que se dicta el DNU, el jefe de Gabinete tiene que remitir dentro de los diez días siguientes el decreto a la comisión bicameral creada por la misma ley, que tiene un plazo para expedirse y ya lo hizo. En cuanto el Congreso comience a sesionar, tratará el DNU, pero tal cual su constitución, por lo cual deben declarar su validez o invalidez", dijo, dando a entender que los legisladores no pueden introducir cambios en el decreto, sino solamente aceptarlo o rechazarlo.

"En consecuncia, no se puede reformar el uso de las reservas que se consigna en el Fondo del Bicentenario. No es que mediante una negociación con gobernadores o legisladores se puede alterar el espíritu, la esencia o la constitución del Fondo. Se aprueba su validez o no. De lo que se trata es de ratificar el decreto, con el objeto de constituir un fondo de 6.589 millones de dólares para garantizar previsibilidad, certeza y seguirdad jurídica en los compromisos financieros, para disminuir la incidencia de los costos de financiamiento de largo plazo para el sector público y privado", agregó.

La expectativa chaqueña

El gobernador dijo que si el fondo se ratifica, el Chaco será beneficiado. "Nosotros heredamos un alto stock de deuda pública, equivalente a casi 4.800 millones de pesos, que si no contabilizamos los 200 millones de pesos del Banco de la Nación, ni los 110 millones para financiar el sistema de defensas contra inundaciones, entonces la deuda neta es inferior. Pero en definitiva la relación entre deuda y presupuesto era 3 a 1, lo que significaba que de cada peso de presupuesto debíamos tres, y ahora por cada peso de presupuesto debemos 90 centavos, y la tendencia para 2011 y 2015, manteniendo un programa fiscal con superávit financiero y operativo, nos permitiría bajar a 80 u 85 centavos. Paralelamente, la relación de deuda pública contra Producto Bruto Geográfico, es ahora del 39%, y podría estar en 35% en 2012", dijo.

Comentá la nota