Sólo Río Cuarto se salvó de la suba de los alimentos en enero

El relevamiento que hace el Consejo de Ciencias Económicas arrojó que en Córdoba, San Francisco y Villa María hubo fuertes aumentos. El pico fue de 8,91%. En Río Cuarto, la canasta estuvo estable.
En 2009, la inflación arrancó con fuerza en Córdoba, San Francisco y Villa María. En esas tres ciudades, la canasta de alimentos registró aumentos de hasta el 8,91% en enero. Sólo Río Cuarto se salvó. Aquí, la canasta alimentaria nutricional que elabora el Consejo Profesional de Ciencias Económicas apenas si se movió un 0,2 por ciento.

Una familia de ingresos medios necesitó 1.281 pesos para alimentarse. Es, según ese cálculo, la ciudad más barata para vivir.

El aumento más notable se registró en Villa María, donde los 80 alimentos que componen la canasta tuvieron en enero un incremento del 8,91 por ciento con respecto a diciembre. Una familia tipo (compuesta por un matrimonio y dos hijos menores) debió gastar 1.385 pesos para alimentarse en la ciudad cabecera del departamento General San Martín.

En San Francisco, el costo de la canasta ascendió un 4,12 por ciento. En esa ciudad, una familia tipo necesitó en enero 1.311 pesos para alimentarse.

Córdoba capital tampoco pudo esquivarle a las subas en los precios de los alimentos.

En el arranque del año, tuvo un aumento del 1,71 por ciento, una cifra que supera incluso las estimaciones privadas de inflación. El costo de la canasta alimentaria nutricional llegó en la capital provincial a 1.318 pesos para una familia de cuatro miembros.

Río Cuarto es la única ciudad que tiene una canasta alimentaria por debajo de los 1.300 pesos. A ese dato positivo se suma que casi no hubo inflación en enero: sólo hubo un alza de 0,20 por ciento y la comida para una familia de cuatro miembros costó 1.281 pesos.

Por el freno que en los últimos meses se produjo en el consumo, lo esperable era lo que pasó en Río Cuarto: que los precios, si bien era difícil que bajaran, debían tender a estabilizarse. En contra de esa lógica, Villa María, San Francisco y Córdoba siguen registrando índices inflacionarios importantes.

Por supuesto, la estabilidad de precios en Río Cuarto desaparece cuando se hace una comparación interanual. La canasta alimentaria subió un 14 por ciento en los últimos 12 meses. Pero, aunque hubo una suba, fue la menor que se registró en las ciudades relevadas. En Córdoba hubo un incremento del 18 por ciento; en Villa María fue del 23,5 por ciento y, en San Francisco, el alza se ubicó en el 24 por ciento.

¿Qué pasa cuando se miden los gastos totales de una familia y no sólo el costo de los alimentos?

El CPCE también mide la canasta total, que incluye los 80 alimentos de la canasta alimentaria y los servicios como vestimenta, esparcimiento y educación, entre otros.

Cuando se miden los servicios, Río Cuarto también sale bien parada. Aquí, la canasta total llega a los 2.754 pesos para una familia tipo, contra los 2.979 pesos de Villa María, los 2.819 pesos de San Francisco y los 2.834 de Córdoba capital.

En Río Cuarto, al analizarse los rubros, hubo un aumento del 3,4% en bebidas, del 2,06% en almacén y del 1,32% en panadería. A contrapelo de las demás ciudades relevadas, aquí hubo bajas en los rubros de carnes y lácteos.

Comentá la nota