No sólo los cosechan ahora también embalan los melones en Nonogasta

Lavado de los melones previo al embalaje, una tarea que se hace ahora en Nonogasta generando mano de obra.
CHILECITO, (De nuestra agencia). El proceso de embalaje se agregó al de la cosecha en fincas de Nonogasta. Antes se vendían a granel lo que no generaba tanto mano de obra. Hasta se podrían fabricar también los cajones, dijo un productor. Después seguirán con el tomate para Agroandina y la uva para exportar.

Jorge Arias, productor de Nonogasta se refirió al trabajo de embalaje de melón que se está haciendo en Nonogasta. Adelantó que dentro de poco comenzarán a trabajar en uva de exportación y remarcó que se debe reorganizar la Cámara de Productores de esa ciudad.

"Estamos comenzando el embalado de melones de la finca Solear porque hemos terminado en la finca Iribarren, donde se hicieron siete mil bultos con siete mil bandejas, y en esta finca pensamos hacer el doble, unos doce mil o catorce mil bandejas, ya que tenemos la cuadrilla armada", señaló.

Arias puntualizó que por primera vez se utiliza mano de obra de Nonogasta para el embalaje, ya que antes la producción se vendía a granel y no generaba trabajo para la gente. Incluso cree que para el año que viene "empecemos a hacer las cajas acá en Nonogasta porque es la idea de que se creen fuentes de trabajo y se beneficie al pueblo".

Para el productor lo que hace falta es un galpón de empaque que tenga todos los implementos que se necesitan para embalar melones, porque "nosotros estamos haciendo todo provisoriamente, para ver este año cómo nos va".

CÁMARA DE PRODUCTORES

Puntualizó que es de vital importancia ver lo que pasó con la Cámara de Productores, porque "no está bien constituido y se desarmó un poco, pero hay que volver a tomar la rienda y reorganizar todo por los beneficios que da a quienes nos dedicamos a la producción".

En la misma tesitura remarcó que "los productores estamos un poco desunidos, entonces no deberíamos desaprovechar la última parte del proceso productivo que es lo más caro. Por eso si vendiéramos el producto terminado le daríamos valor agregado y obtendríamos buenos precios".

La producción de melones se envía al Mercado Central en Buenos Aires, "en cambio esta finca tiene la producción del tomate que se enviará a Agroandina, en tanto con la uva se frenó un poco la cosecha porque le falta un poco de madurez.

Creemos que la semana próxima se podría reiniciar con la uva cardinal o uva temprana que no tiene el color requerido por los compradores. Esta demora se debe al clima, tiene que hacer más calor para que tome más color la uva y más graduación".

"Hay cuadrillas de veinte personas y ahora cuando empiece el tema de la uva deberíamos tomar veinte personas más, se está trabajando con cuarenta personas para el embalado del melón y la uva", agregó para finalizar.

Comentá la nota