¿Sólo un chas chas?

¿Sólo un chas chas?
Matheu sufrió un hematoma en un glúteo que preocupa a Gallego. Se descartó un desgarro, aunque hasta el viernes estará en duda.
Por algo había pedido a Civelli... Como si le hubieran predicho el futuro, hace unas semanas Américo Gallego había manifestado su deseo de sumar otro marcador central. Ante la baja ya asumida de Eduardo Tuzzio, insistió para traer a Renato, el zaguero que al final arregló con San Lorenzo y debutaría el fin de semana. Justito cuando al técnico de Independiente se le plantó la incógnita de saber si Carlos Matheu estará ante Estudiantes. Si bien por la tarde se descartó que el capitán haya sufrido un desgarro, será duda hasta el viernes.

Lejos de distenderse por los dos triunfos al hilo, había que verlo al Tolo ayer por la mañana caminar cabizbajo, y solo, por toda la cancha N°3 del predio de Domínico mientras sus dirigidos corrían a su alrededor. ¿Estaba evaluando el terreno? No, ya sabía la mala nueva... En su momento, ante la fractura del cuarto metacarpiano de la mano derecha de Tuzzio, el argumento del manager Menotti para no traer a Civelli fue darle pista a los juveniles. Y así Leonel Galeano, de apenas 18 años, fue titular las tres fechas (en la primera, por el inhabilitado Matheu y las otras dos en lugar del ex River). ¿Y ahora? Debería ser otro pibe de la cantera el que ocupe la zaga ante el campeón de América. De ahí, la preocupación del DT. Porque así como las variantes abundan en la ofensiva, los reemplazos escasean de mitad de cancha hacia atrás.

Por reemplazo natural (defensor por defensor), el que se impone es Samuel Cáceres. El paraguayo asomó en Primera con el Tolo en las últimas dos fechas del Clausura. Aunque, con algo más de experiencia, el técnico optaría por Sergio Vittor, también de 20 años, pero con 12 juegos en la A. Sí, el Chino, de paso por las Inferiores del Pincha, es 5, aunque Gallego ya lo ha probado en la última línea en varios amistosos.

Pero habrá que esperar. Por la tarde, Matheu se realizó una resonancia y se descartó lo peor, aunque presentó una doble lesión: un edema muscular superficial (sin distensión) debajo de un isquiotibial y un fuerte golpe con hematoma en el glúteo derecho. ¿Sólo un chas chas?

Comentá la nota