En sólo un año aumentaron un 60 por ciento las llamadas al Sies

En sólo un año aumentaron un 60 por ciento las llamadas al Sies
La demanda de las unidades del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria creció en Rosario más de 60 por ciento entre enero y julio de 2007 y el mismo período de 2008. El disparador de este aumento de llamados al servicio del 107 obedeció a dos rubros: las situaciones de violencia (donde se incluyen desde autoagresiones hasta robos con forcejeos, golpizas, peleas callejeras y choques) que se incrementaron un 17 por ciento entre estos dos años; y un 15 por ciento lo hicieron los traslados solicitados al servicio desde los diferentes efectores públicos.
Para los médicos del sistema, la suba abrupta en los pedidos de auxilio a las ambulancias públicas no es más que un reflejo de la creciente demanda a la salud pública en todos sus niveles, tanto municipal como provincial.

   "Si se analiza la curva de demanda respecto del Sies queda claro que también refleja lo que pasa en el resto de los servicios de salud públicos. Se puede ver que en los últimos años se produjo un aumento gradual, como el que se dio entre 2006 y 2007. Sin embargo, entre 2007 y 2008 hubo un salto mucho más profundo y eso se percibe", explicó el director del Sies, Juan Becerra.

   El médico explicó que "el incremento del 60 por ciento no representa en la misma proporción una suba en la cantidad de salidas de las unidades, porque muchas veces en una asistencia se atiende a más de un paciente", aunque reconoció que el aumento en la demanda es "importante y notorio".

   Mientras tanto, la responsable de Estadística y Documentación Clínica del sistema de ambulancias, Carina Randisi, señaló que "además de existir una mayor demanda, hay también una mayor capacidad de respuesta, lo que deriva en un incremento de las asistencias".

Contexto social. Los profesionales del Sies están convencidos de que el aumento de los servicios refleja en primera instancia "el incremento de la demanda que existe en todos los niveles de la salud pública", producto de un número creciente de personas que en los últimos meses perdieron cobertura social.

   Y en ese sentido fue Randisi quien argumentó que "esto se observa en que lo que aumentó un 15 por ciento entre 2007 y 2008 fueron los traslados de pacientes que se solicitan a la central desde los efectores de salud tanto municipales como provinciales".

   De un total de 23.930 atenciones en 2007, se pasó el año pasado a superar las 30 mil —un incremento del 21 por ciento—. Pero además fueron los traslados, tal como señaló Randisi, uno de los servicios que más creció pasando de 9.973 en 2007 a casi más de 11.700 en 2008.

   Ante esto Randisi señaló que existe "un contexto social que requiere más servicios al Sies", mientras que Becerra no dejó lugar a dudas. "Absolutamente hay una mayor demanda al sector público y en todos sus niveles. Esto se ve tanto en los centros de salud de los barrios como en los hospitales municipales Alberdi, Roque Sáenz Peña y Carrasco, también en las maternidades Martin y del Roque, y los hospitales de alta complejidad como el Vilela, el Heca y los efectores provinciales, y esto hace que todos los servicios se resientan", detalló.

   Sin embargo, consideró que "son muchos los factores que se ponen en juego a la hora de explicar ese incremento", y apuntó principalmente "al aumento de la población, la disminución del acceso a las obras sociales o la cobertura parcial que se brinda muchas veces desde el sector privado, y la recesión económica que también comienza a sentirse como en los casos de los trabajadores eventuales que quedan sin empleo y recurren a los hospitales. Todo eso recae en el sistema público", enumeró.

Violencia. A este contexto, se suma además un incremento "notable" de asistencias por situaciones de violencia en la vía pública. "Se nota una mayor agresividad en la calle, no sólo en la cantidad de pedidos de atención para personas que sufrieron situaciones de violencia, sino también el personal percibe eso por las situaciones de violencia que padecen durante el trabajo", explicó el director del servicio.

   La responsable de Estadísticas señaló que "son casos que aún no se pueden cuantificar porque no están por ahora discriminados (ya que el rubro incluye además otro tipo de situaciones como suicidios e intentos de suicidios y choques)". Sin embargo, aclaró que "ante el incremento se está trabajando en el registro de este tipo de situaciones como son robos e intentos de robo, peleas y golpizas callejeras, y heridos tanto de arma blanca como de arma de fuego".

Comentá la nota