La solidaridad puede obrar milagros en Santiago

Ayuda. Ihan Herrera precisa contar con un aparato especial para respirar cuyo costo trepa a casi 43.000 pesos.
El 26 de diciembre, Ihan Joaquín Esteban Herrera va a cumplir siete meses de edad, pero desde hace más de cinco meses que no puede desarrollar una vida normal porque padece de atrofia muscular espinal, una enfermedad que lo inmoviliza, incluso le impide respirar por su propia cuenta.

Actualmente, Ihan es atendido en la sala de terapia intensiva del Hospital de Niños Eva Perón, en donde está conectado a un aparato respirador.

Valeria Coria, la mamá de Ihan, quiere llevárselo a su casa en el barrio San Fernando, en La Banda, para que juegue y se críe con sus cuatro hermanos.

Para ello, necesita contar con un aparato respirador portátil denominado Bpap y otros elementos, cuyo costo totaliza casi 43.000 pesos, dinero que, obviamente, no puede reunir por su humilde condición y porque no cuenta con ingresos propios.

Valeria vivía con sus hijos en una pieza muy precaria con paredes de adobe, techo de chapa y piso de tierra cedida por sus padres en el barrio Dorrego; pero recientemente el IPVU le otorgó una casa en comodato durante seis meses ubicada en calle 12, manzana 36, lote 4, barrio San Fernando, pero ansía tener una vivienda definitiva para poder llevar a Ihan.

Con los ojos humedecidos, Valeria cuenta a EL LIBERAL que Ihan es un bebé normal, “se ríe, cuando está enojado llora, sigue con la mirada, es muy atento, mueve mucho los ojos porque su cuerpo no tiene movimiento, no puede mover la cabecita ni sus piernas, apenas mueve los bracitos”.

Así las cosas, y a pocos días de la celebración de la Navidad, una fecha de profundo sentimiento cristiano, es que se apela a la solidaridad de los santiagueños, sin excepciones, para que Ihan pueda tener, con las limitaciones de su enfermedad, una vida familiar en lo que le resta de existencia.

Las personas interesadas en ayudar pueden comunicarse con Valeria al 155-206522, o personalmente en terapia intensiva del Hospital de Niños.

Comentá la nota