La solidaridad chaqueña consolida el proyecto Garrahan

Con una gran convocatoria de público, artistas, funcionarios y colaboradores, se realizó en la confitería del Aeropuerto Internacional Resistencia, la gran cena solidaria en pro de la construcción de la Casa Garrahan Chaco. Nito Artaza, el grupo correntino Amandayé y el Soldado Chamamé fueron algunas de las figuras que pusieron sonrisas, emociones y talento a una noche que demostró la solidaridad chaqueña con la iniciativa de la Fundación Ciudad Limpia, que conduce el arquitecto Carlos Alabe.
En este caso el desafío -ya en marcha- es construir un centro de atención primaria para niños que cubra toda la región y constituya el punto nordeste con el Hospital Garrahan de Buenos Aires, uno de los nosocomios más respetados del país y Latinoamérica.

Risas y sapucay

Nito Artaza fue, sin dudas, la gran figura convocante de la noche. En su carácter de senador y capocómico, el correntino se dio el lujo de parodiarse a sí mismo y bromeó en su doble condición. En su rutina ofreció celebradas imitaciones a la presidente de la Nación, Cristina Kirchner, su marido Néstor, el ex presidente Carlos Menem, y el jugador Carlos Tévez, con una cumbia que lo identifica y acompañado de dos vedettes.

Artaza no sólo hizo reir: comentó el proyecto de Ciudad Limpia, narró su gestación y proceso, a la vez que instó a sumar más voluntades solidarias para construir el nosocomio.

Otro de los grandes atractivos fue el conjunto Amandayé, con una impecable presentación que incluyó su singular versión del chamamé cancion, con ajustada puesta de voces y melodías.

La sorpresa de la noche fue Albino Rojas Martínez, El Soldado Chamamé. Invitado por Artaza al escenario, el artista ofreció una rutina de gags, chistes y emocionó al auditorio con una sentida interpretación de Razachaco, el poema gestacional de nuestra tierra, escrito por Adolfo Cristaldo.

Durante la noche, la organización de la fiesta y Ciudad Limpia entregaron reconocimientos a personas, instituciones y empresas que apoyan la construcción de la Casa Garrahan, entre ellas NORTE. La distinción tuvo fuerte carga simbólica ya que se trató de un ladrillo, con las inscripciones correspondientes.

Estuvieron presentes, entre otros, la intendente de Resistencia, Aída Ayala; autoridades de la Casa Garrahan de Buenos Aires, legisladores comunales y provinciales, personalidades y empresarios.

Comentá la nota