Solicitan que las empresas pesqueras aporten el subsidio para los estibadores

Puerto Deseado, (C).- Ante la negativa rotunda por parte del Gobierno de otorgar subsidio a los estibadores, el vice intendente de Puerto Deseado, Raúl Mella, sostuvo que uno de los puntos que se intentará acordar en una nueva de reunión con los responsables de las operadoras pesqueras es que el dinero para morigerar el impacto negativo del parate salga de las arcas de las empresas.
"Ya que se firmó a espaldas del Consejo un acta que le otorga importantes beneficios a las empresas desgravando hasta un 60% en los montos abonados por permisos de pesca lo menos que podrían hacer es que el subsidio salga de ahí", disparó el edil en diálogo con el sitio especializado Mar y Pesca.

Según Mella, el gobierno provincial con la firma del acta abundó en beneficios hacia el sector empresarial por el solo hecho de mantener "algo que está obligado a mantener como lo son los puestos de trabajo".

"Creo que no se les exige demasiado en comparación con lo que se da, hay empresas que tienen 12 permisos de pesca, que están intentando meter barcos enormes al caladero, pero no llegan ni a 70 empleados en planta, y yo me pregunto qué cosas le entregaron a la comunidad, cuáles son los beneficios que le brindan al trabajador, si ni siquiera fueron capaz de ayudar a construir una guardería para los hijos de los trabajadores", planteó.

En ese orden el concejal recalcó que de parte de los proveedores de servicios y comerciantes locales existe una gran inquietud "porque muchos barcos ya se fueron del puerto local, y es cierto que mantendrán sus guardias de puertos pero preocupa porque el compre local que se fomenta no se respetará".

"Para muchos funcionarios este consejo es un escollo"

El malestar del edil se puso de manifiesto al reconocer "la escasa participación que se nos da en la toma de decisiones". "Somos un consejo legítimo creado por ordenanza, el Gobernador nos dijo que íbamos a ser partícipes en el otorgamiento de los permisos de pesca, pero resulta que para algunos funcionarios provinciales parece que este consejo es un escollo solamente", admitió convencido.

"Más beneficios…"

En tanto el diputado por municipio Roberto Fernández, quien –según afirman sus pares- se caracteriza por presentar proyectos pesqueros que por inviables o ya convertidos en ley hace rato- nunca dan frutos, se mostró en esta oportunidad desacuerdo con algunos puntos del acta acta firmada entre el gobierno y las empresas.

Verborrágico hasta lo imposible, Fernández por estos días -hay que decirlo- se trasformó en el más enérgico vocero del Consejo al señalar que de haber tenido participación en la confección del documento, podrían haberse negociado "más beneficios y así pasar un año tranquilo con guardias de puertos a los marineros y subsidios para los estibadores".

La provincia marcó la cancha

De todos modos, más allá de las supuestas promesas que en algún momento pudo haber hecho Daniel Peralta a los deseadenses, vale la pena aclarar que desde el Gobierno en ningún momento se cuestionó la legitimidad del Consejo. En ese sentido, una alta fuente gubernamental que se comunicó con Mar y Pesca señaló que "en Deseado pueden decir lo que quieran pero lo que el Ministro Jaime Álvarez y el propio mandatario dejaron sentado que el consejo municipal pesquero, es un órgano netamente consultivo y quien dirige la política pesquera de Santa Cruz es nada ni nada menos que la misma provincia y la verdad es que no se puede avasallarla", recalcó la fuente.

Comentá la nota