Solá Torino recurrirá a la Corte Suprema para intentar que revoque su destitución

El destituido camarista federal José Antonio Solá Torino prepara un recurso extraordinario para intentar que la Corte Suprema revoque la decisión del Jurado de Enjuiciamiento.
Mientras tanto, sus abogados presentaron un pedido ante la justicia federal de Salta para evitar la detención.

Fuentes judiciales resaltaron que el juez federal Miguel Medina, a cargo de esa pesquisa, recibió el mismo día de la destitución la notificación formal de la destitución de su colega por parte del Jury.

Así, el magistrado de primera instancia ya puede ordenar la detención de Solá Torino -cuyo paradero se desconocía en las últimas horas-, aunque también cuenta con la posibilidad de decidir que espere el juicio oral en libertad.

Los voceros estimaron también que la defensa del ex juez acusado podría volver a pedir su eximición de prisión.

Según el reglamento de los juicios políticos, la decisión es inapelable, pese a lo cual los magistrados destituidos suelen recurrir a la Corte Suprema de Justicia en un intento por revertir la decisión.

No obstante, no hay antecedentes de un fallo de la Corte que desautorice una decisión del Jury.

El juicio político contra Solá Torino se realizó en tiempo récord: sólo duró tres días. Oficiaron de fiscales dos miembros del Consejo de la Magistratura -el organismo que acusó al juez y lo suspendió-, los senadores Ernesto Sanz (UCR) y Nicolás Fernández (Frente para la Victoria).

En la primera audiencia del proceso, Solá Torino había negado todos los cargos en su contra: dijo que no era cierto que hubiera cobrado un soborno y afirmó que era víctima de una "infamia perversa" con intenciones "políticas", de la que culpó a buena parte de la justicia salteña.

Pero el Jurado no le creyó.

"El juez acusado no es fiel a la verdad, ya sea real o jurídica, atributo central de la magistratura", dice el fallo, que está firmado por los senadores Rubén Marín (PJ) y Alfredo Martínez (UCR), las diputadas Lía Bianco (Frente para la Victoria) y Sandra Rioboó (UCR), los jueces federales Luis Herrero y Luis Jiménez, y la representante de los abogados, Angela Vanni.

Segun el diario porteño La Nación, ahora, Solá Torino probará suerte en la Corte, pero sus posibilidades de éxito son pocas. El máximo tribunal nunca revocó una sentencia semejante del Jurado de Enjuiciamiento.

Solá Torino fue destituido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, luego de ser acusado de recibir un pago ilegal para beneficiar a un imputado por narcotráfico.

El Jury no avanzó en la imputación por el presunto cobro del soborno, ya que está la causa abierta sobre esa cuestión. El cuerpo resolvió que Solá Torino no puede continuar siendo juez.

Comentá la nota