Solá salió en defensa de Cobos y dijo que "no es una amenaza"

Solá salió en defensa de Cobos y dijo que "no es una amenaza"
Además, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires dijo que Francisco de Narváez no podrá ser candidato a Presidente en 2011 y que a Mauricio Macri "hace muchos años que le falta política"
Felipe Solá salió en defensa del Vicepresidente Julio Cobos, atacado los últimos días desde el oficialismo por considerarlo parte de un complot para desestabilizar al gobierno nacional, y dijo que "no es una amenaza".

En una entrevista con el diario Clarín, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires también se refirió a las próximas elecciones presidenciales de 2011, y puntualmente al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, y al diputado Francisco de Narváez.

Sobre el primero opinó que el país que pretende él no es el mismo que el que quiere el ex presidente de Boca, al tiempo que observó que " tiene una visión muy tecnocrática, hace muchos años que le falta política", mientras que respecto al segundo señaló que quiere llegar a ser jefe de Estado de la Argentina, pero que no podrá porque la Constitución se lo prohíbe.

¿Y él quiere ser candidato a presidente? La respuesta parece obvia, porque ya manifestó su intención de buscar el sillón de Rivadavia en los próximos comicios. Sin embargo, esta vez fue más cauto: "No es momento candidaturas. Presido un bloque de 31 diputados, que se desnaturalizaría".

El diputado nacional pasó al plano actual de la política argentina y reconoció que "no hay un líder" en la oposición, pero destacó que los antikirchneristas hicieron mucho en este tiempo para frenar los avances del gobierno en temas que generaron controversia, como los últimos Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo. " Oposición hay, y muy firme", afirmó.

Sobre el Gobierno, opinó que aún no comprendieron que perdieron en las legislativas del año pasado y que eso se notó en los DNU que sacó el Ejecutivo sobre las reservas y la remoción de Martín Redrado del Banco Central, al tiempo que reclamó que "se bajen los decibeles" y que oposición y oficialismo comiencen a negociar.

Finalmente, atacó al ex presidente Néstor Kirchner y lo tildó de conservador, de ser una persona que "empezó a actuar como un comanche herido, con astucia pero sin grandeza".

Comentá la nota