Solá recorrerá el país con la mirada puesta en 2011

Solá recorrerá el país con la mirada puesta en 2011
Quiere armar una liga federal de dirigentes del interior del país vinculados con el PJ disidente
Dispuesto a no cejar en sus ambiciones presidenciales con vistas a 2011, Felipe Solá busca fortalecer su presencia en las listas de candidatos en Buenos Aires ?lo que le genera algunos roces con su socio Mauricio Macri, líder de Pro? y, al mismo tiempo, programa una serie de encuentros con los principales referentes del PJ disidente del interior del país. Con ellos se propone gestar una suerte de liga federal que defina el rumbo del PJ en una eventual etapa poskirchnerista.

Solá, número dos de la lista de candidatos a diputados nacionales por Buenos Aires detrás de Francisco de Narváez, pretende erigirse como el principal referente del peronismo no kirchnerista en Buenos Aires, sentarse a la mesa con los dirigentes más importantes del interior del país (entre ellos el salteño Juan Carlos Romero, los puntanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá y el misionero Ramón Puerta) y, desde allí, competir por la presidencia en 2011.

Macri, que comparte las mismas ambiciones presidenciales, se propone exhibir una clara victoria en la Capital y un buen desempeño electoral en Buenos Aires junto con sus dos socios peronistas. De lograrlo, se mostrará como el candidato más capaz de la "nueva política" para conducir, con vistas a 2011, las riendas del peronismo poskirchnerista.

Los tironeos por la integración en las listas reflejan esta sorda disputa entre los dos postulantes. De Narváez, es sabido, apunta a la gobernación bonaerense en 2011.

Solá es ambicioso: pretende cinco de los 10 primeros lugares de la lista de candidatos a diputados nacionales y presencia en las nóminas de legisladores provinciales y de concejales. Macri propone que las candidaturas se repartan por tercios, mientras que De Narváez quiere garantizarse una buena representación en la nómina de legisladores provinciales ante la eventualidad de convertirse en gobernador en 2011.

"Macri no puede pretender un tercio en las candidaturas en Buenos Aires cuando ya impondrá su dominio en las de Capital. Además, su estructura en Buenos Aires no lo amerita", afirman las fuentes peronistas. En Pro insisten en un reparto equitativo, por tercios: "Es para garantizar el voto de los independientes. No hay que «peronizar» demasiado las listas", afirman.

Por ahora no hay acuerdo, aunque comenzaron a circular algunos nombres: Claudia Rucci, hija de José Ignacio Rucci (sindicalista asesinado en 1973), ocuparía el tercer lugar (cupo femenino) en la lista de diputados nacionales; la secundarían Jorge Sarghini (por Solá) y Alfredo Atanasof (por De Narváez). También suenan los nombres de Roberto Mouilleron, el sindicalista Julio Ledesma y de Eduardo Amadeo.

Solá no hará campaña sólo en Buenos Aires; su idea es instalarse como un potencial candidato presidencial, y para eso visitará aquellas provincias donde el PJ disidente esté instalado: Salta, Corrientes, Córdoba y La Pampa. "Hay que salir de esta cuestión de que el mundo bonaerense tape al resto del país, como también acabar con los prejuicios que el interior tiene con Buenos Aires y la Capital", afirma Solá.

El PJ disidente del interior convocó a un primer encuentro este viernes, en la Capital, donde pretenden sentar las bases de un espacio no kirchnerista que, con el tiempo, aglutine al peronismo, hoy liderado por Néstor Kirchner. Allí estarán Romero, los Rodríguez Saá, Puerta, Miguel Angel Toma, Jorge Matzkin, Fernando Juri, Walter Insaurralde, Eduardo Arnold, Norberto Nicotra y Julio César Aráoz, entre otros.

Comentá la nota