Solá: "Mario Oporto debería ser ministro, pero en la Nación"

Parece que en tren de chanzas no hay con qué darle a la reunión entre Scioli y Unión-Pro que inauguró el diálogo con la Provincia en el inicio de esta semana.
A la comentada reconciliación, de la que ya se habló en este portal, entre Ismael Passaglia y su sucesor, Claudio Zin –ver aparte- se sumó un efusivo elogio del ex gobernador, Felipe Solá, para con uno de los suyos. El único que queda de los ministros heredados en el gabinete actual que fichaban durante la gestión Solá, Mario Oporto.

El profesor fue el último de los integrantes del equipo de Daniel Scioli que lo acompaño para desplegar durante el diálogo detalles –no todos- de la gestión actual. Area por área, el mandatario compartió con los ganadores primeros, y después con el resto de los representantes de la oposición, la situación en materia de gestión y financiera de su gobierno.

Efusivo, dicen que salió casi eyectado de su asiento Felipe Solá para felicitar, lo suficientemente fuerte como para que no queden dudas de su convicción, la "brillante" disertación de su ex ministro que conserva jinetas en la administración actual.

"Quiero felicitar a Mario Oporto por su brillante exposición", dijo Solá para referirse a la explicación del Profesor quien protagonizó una encendida defensa de lo que, para él, es "la nueva discusión" que está dispuesto a dar desde su ministerio, el nuevo proyecto de Enseñanza.

Exagerado o no en su reconocimiento, Solá fue más allá en el elogio a Oporto diciendo directamente que debería ser él, y no Alberto Sileoni, el actual Ministerio de Educación de la Nación: "Mario (Oporto) debería ser el Ministro de Educación de la Nación. De hecho, Sileoni fue su segundo en la Provincia, así que con eso, está todo dicho", concluyó Solá. ¿Cree Solá que le queda chica la gestión Scioli?

Comentá la nota