Solá: "Al Gobierno no le importará vulnerar la ley"

El ex gobernador bonaerense y actual Diputado nacional por el justicialismo disidente, descargó contra el oficialismo por la media sanción que dio ayer Diputados al plan anticrisis ideado por el Ejecutivo. El titular de la UCR, Gerardo Morales, dijo que aprobar ese paquete de medidas fue un "disparate". El punto más criticado: repatriación de capitales
La aprobación de un paquete de medidas económicas para enfrentar la crisis mundial, que incluye repatriación de capitales y una moratoria a gran escala, despertó la ira de la oposición y los justicialistas rebeldes. No aceptan que el plan vaya en detrimento del marco legal, en tanto que para retornar los fondos al país no es necesario explicar su procedencia. El ex gobernador Felipe Solá, hoy diputado nacional disidente, alertó sobre esta situación y dijo: "A este paso al gobierno pronto no le importará vulnerar la ley".

"Es escandaloso. El que tiene plata en el exterior por qué la va a traer al país, para dársela a (Julio) De Vido, a Néstor Kirchner. Los que van a traer plata son los que la generaron por el narcotráfico", expresó el titular de la Unión Cívica radical (UCR), Gerardo Morales y advirtió que esto "va a convertir al país en un paraíso fiscal para el lavado del narcotráfico". Para el salteño fue "muy grave lo que ha hecho la Cámara de Diputados" esta madrugada.

Después de casi once horas de debate, la Cámara Baja nacional dio media sanción al plan del Ejecutivol por 132 votos a favor y 83 en contra. Ahora el Senado será el que deba decidir si se convierte en ley antes del 23 de diciembre. La discusión del capítulo sobre blanqueo de capitales generó duros cruces entre oficialistas y opositores.

Morales aseguró que con está ley "se incumple con una serie de compromisos internacionales que la Argentina ha firmado respecto a la lucha contra el terrorismo y para evitar el lavado de dinero". En tanto Solá afirmó en declaraciones radiales que, con esta ley, “el Gobierno está tomando manotazos de ahogado”, pero no descartó que, “a la larga, al Ejecutivo no le interese si está cometiendo algún tipo de delito o no”.

La sesión

Para iniciar la sesión, el oficialismo debió reunir el quórum de 129 diputados con sus legisladores y algunos aliados, porque la oposición no prestó sus números. Entre los que apoyaron para dar quórum, que luego votaron en contra, estaban: Cecilia Merchán de Encuentro Popular y Social; Paola Spátola, de Guardia Peronista; Leonardo Gorbacz, del ARI, y Nélida Belous del SI.

La decisión de estos legisladores generó quiebres en sus bloques. Desde el ARI no descartan analizar hasta la expulsión de Gorbacz por la actitud que tomó.También hubo críticas para Spátola, pieza clave en el grupo que lidera el diputado Felipe Solá, quien al rechazar la iniciativa criticó con dureza al Gobierno.

Comentá la nota