Solá: la gente está "harta de la política kirchnerista".

El candidato a diputado nacional por Unión Pro, Felipe Solá visitó ayer Junín y participó de distintos actos, acompañando a las listas de concejales de ese partido que llevarán en la cabeza a Andrés Rosa y Alejandro Franco. Solá se tomó tiempo de dialogar con los medio locales y, ubicado en su rol opositor, atacó duramente las políticas kirchneristas.
El ex gobernador bonaerense llegó a horario a su encuentro con los representantes de Comercio e Industria y con los productores autoconvocados, acompañado por Andrés Rosa, primero en la lista a candidatos a concejales que apadrina la agrupación Tres Banderas. Solá llegó acompañado por el ex ministro bonaerense, Raúl Rivara, muy cercano al felipismo.

La gente está "harta de la forma de hacer política del kirchnerismo", y por eso el 65% de la electores provinciales votaran en contra de este modelo personalista, aseguró en candidato.

"En la Argentina se ha hecho todo lo posible para no tener una agenda institucional y los partidos políticos se han desvalorizado profundamente", señaló.

También dijo que hay un hartazgo del estilo confrontador y del dedo acusador, "nadie soporta ese dedo acusador mucho tiempo, porque todos tenemos un archivo, bueno o malo".

"La distribución

de la riqueza es

igual a la de 1998"

Usando como parámetro una nota analítica del diario La Nación de hace unos días, Sola remarcó que "la distribución de la riqueza en marzo del 2008 (ahora estamos peor) era igual a la de 1998. Con todo lo malo y lo bueno vivido, nadie puede cantar victoria de que ha llegado a obtener justicia social".

Y añadió que todo lo que se había conseguido hasta el 2006, se retrazó profundamente desde esa fecha hasta ahora. "Salieron muchísimos de la pobreza tomando como piso el 2002, pero desde el `06 cayeron más de 2 millones de personas en la pobreza y en la indigencia".

Explicó que esta situación se dio porque apareció la inflación en los alimentos, escondida por el INDEC, lo que provocó que no se haga ningún plan antiinflacionario. "Además decayó la actividad económica y la generación de empleo", sostuvo.

"Una provincia

muy deficitaria"

Por otra parte, Solá puso en duda la capacidad del kirchnerista Daniel Scioli de llevar las riendas de Buenos Aires, porque aseguró que terminará el año con más 10 mil millones de pesos de déficit.

"El presupuesto del 2008 lo hice yo con mi ministro de Economía, junto a Rafael Perelmiter (hoy en ARBA), que era el responsable de la economía de Scioli, y estimamos un déficit de 1.600 millones, menos del 4%", explicó.

"Por qué hoy es de más del 20%" se preguntó Sola, y respondió: "Hay una mala administración del gobierno de Scioli".

En este punto el ex gobernador señaló que actualmente se vuelca una gran cantidad de fondos provinciales en publicidad. "Gasta más de 600 millones de pesos. Mi pauta no superaba los 140", recordó.

Además puntualizó que a esta mala administración de fondos se suma el castigo a aquellos municipios que no son kirchneristas. Y puso como ejemplo lo que está pasando con el Concejo Escolar, que en lo que va del año no recibió fondos de infraestructura escolar y está en conflicto con los transportistas escolares que reclaman los pagos de este año.

Planes contra

la pobreza

"El cambio que busca la gente no tiene porque ser neoliberal (como plantea el kirchnerismo), tiene que ser absoluto en la forma de gestionar y en la forma de construir la agenda institucional. Que exista una universalización de los planes contra la pobreza", subrayó.

"Tiene que haber un plan para los jóvenes menores de 18 años, que nacen en una familia pobre o indigente, universalizado. Que no sea para unos si y otros no. Eso está en la agenda parlamentaria de la oposición y no del Ejecutivo", destacó.

No a las colectoras

En tanto, Solá se mostró en contra de la idea de permitir listas colectoras, pero admitió que en el acuerdo forjado con De Narváez y Macri son tres.

"Acordamos no permitir colectoras en las listas para diputados y senadores provinciales. Pero esperamos hasta último momento en las nóminas para concejales, aguardando por acuerdos. Algo que lamentablemente no se produjo en Junín", indicó.

"Al final se han colado varias listas colectoras. Algunos dicen que eso permite más participación, otros dicen que eso genera menos construcción política futura, menos lealtades. Por eso digo que no sirven las colectoras", opinó.

"En la provincia

somos nosotros"

El candidato por Unión Pro comentó que está dialogando con los distintos dirigentes peronistas de las provincias, que no sean aliados con el kirchnerismo, para armar una nueva estructura del justicialismo después del 28, "porque la derrota a nivel nacional de Kirchner será muy grande".

Ante la consulta sobre si había dialogado con el ex presidente Eduardo Duhalde, Solá respondió con un poco de sorna: "El peronismo en Buenos Aires somos nosotros. Hacemos los que estamos".

"El problema no es el

justicialismo, es Kirchner"

Ricardo Alfonsín señaló hace poco que la única alternativa opositora era el Acuerdo Cívico y Social, porque De Narváez y Solá también eran parte del justicialismo.

"Se equivoca Alfonsín, porque el problema no es el justicialismo, el problema es Kirchner", aseguró Solá.

"Tiene una forma de interpretar al justicialismo que lo llevó a encerrar al partido dogmáticamente. La doctrina suma, Kirchner resta", criticó.

En la misma línea indicó que "nos encontramos ante un Gobierno que demonisó al campo. "Los productores agropecuarios son un partido opositor para el kirchnerismo, que todo lo que tiene que ver con la agricultura es impopular y contaminante. Estamos cansados de esta actitud de retroceso".

"Llamen al 13013"

El segmento Gran Cuñado del programa de Marcelo Tinelli causó un gran revuelo en el ambiente político, más, incluso, que en el público común.

Por eso no extrañó que Solá haya cerrado su encuentro con la prensa pidiendo "llamen al 13013 y ponga que salga Aníbal, Néstor o Cristina. Yo estoy cómodo, ellos tiene guita y casa, yo ando medio mal en ese sentido", bromeó.

Comentá la nota