Solá denunció que intentan "comprar conciencias"

Dijo que Parrilli llamó a una diputada disidente
El designado jefe del bloque de diputados del peronismo disidente, Felipe Solá, denunció ayer que el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, llamó a su par de la bancada Lorena Rossi "para dar vuelta su conciencia por medio del poder de la caja del oficialismo" y ofrecerle presidir alguna comisión en la próxima Cámara baja, que se renovará el 10 del mes próximo.

Enfrentado al kirchnerismo desde el año pasado, como consecuencia de la pelea del Gobierno con el campo por la suba de las retenciones a las exportaciones de cereales, Felipe Solá dijo que el Gobierno "presiona" a diputados para contar con su apoyo cuando la conformación de la Cámara baja sea desfavorable a la presidenta Cristina Kirchner.

En declaraciones a Radio Mitre, Solá, que liderará un bloque de cerca de 40 legisladores, denunció: "Hay presiones. Podrán llamar a todos los diputados que quieran y podrán ofrecerles el oro y el moro, pero no van a cambiar un ápice lo que piensan y la determinación que tienen".

Solá aseguró que tiene testimonios de otros colegas suyos acerca de que se repitió la metodología usada por el Gobierno para intentar persuadir a la diputada Lorena Rossi de sumarse al bloque kirchnerista Frente para la Victoria.

La propia legisladora rionegrina confirmó la llamada de Parrilli. "Las presiones por parte del Gobierno son muy fuertes. Me llamaron del Gobierno y me dijeron que Néstor Kirchner me invitaba a Olivos para hablar con él [sobre el tema del reparto de las comisiones en la Cámara de Diputados]. Hoy [por ayer] siguieron los llamados. Y recibí un mensaje de texto de un diputado que decía: «¿Tenés tiempo para ir a tomar un café?» Te ofrecen cargos, comisiones, recursos y hasta... café".

La representante por Río Negro integró el grupo de diputados del Frente Grande que, junto con Julio Arriaga, votaron en favor de la Resolución 125 (retenciones móviles) a cambio de la baja de ese mismo esquema para las exportaciones de peras y manzanas de su provincia.

Felipe Solá sostuvo ayer que Rossi está con el peronismo disidente "desde 2008", cuando el propio diputado dejó el bloque kirchnerista y tomó partido por el sector agropecuario.

"Están desesperados; me ofrecieron de todo, comisiones, contratos; lo que yo quisiera. Yo les respondí a todos que no tienen que hablar conmigo, sino con el jefe de mi bloque, Felipe Solá. Yo estoy en este espacio por convicciones y no por la presidencia de comisiones", manifestó.

Y se mostró sorprendida por declaraciones radiales de Oscar Parrilli en Río Negro. "Dijo que estoy dentro de su bloque, y eso quiero desmentirlo rotundamente porque no es así. El enemigo de Kirchner tiene nombre y apellido. Es el PJ disidente. Somos un problema para ellos", se quejó.

Comentá la nota