Solá convocó a los jóvenes a "comprometerse en política"

El diputado nacional y referente máximo del peronismo disidente de la provincia de Buenos Aires encabezó ayer un plenario para la juventud de la Tercera Sección Electoral en Monte Grande.

Allí, el líder de UP instó a los presentes a “comprometerse en política” y reiteró sus aspiraciones de conformar un espacio “amplio” que “vuelva a gobernar para la mayoría del pueblo argentino”. “El que no pueda hacerlo que dé un paso al costado”, disparó.

El diputado nacional y líder de Unión Peronista, Felipe Solá, encabezó anoche un plenario de la juventud de la Tercera Sección Electoral celebrado en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Monte Grande, de Esteban Echeverría.

Allí, el ex gobernador bonaerense, flanqueado por Gabriel Mércuri y Ramón Vallejo, expuso el proyecto que tiene su espacio con vistas a las elecciones de 2011, exhortó a los presentes a “involucrarse en la vida política del país” y disparó contra el gobierno de Cristina Kirchner.

“Cuando se empieza a usar una palabra como traidor es porque las cosas están tambaleándose. En un hogar feliz no se habla de cornudos. El que conduce tiene que tener ganas de ser mayoría y no de ser él con los mismos de siempre. Los que no están de acuerdo no son traidores, es más, el traidor de hoy es el conductor del pueblo peronista de mañana”, remarcó durante uno de los pasajes más picantes de su discurso, en clara referencia a las críticas que recibió desde el kirchnerismo.

Cansado pero “feliz” –cómo él mismo se encargó de aclarar en un clima que fue sofocante por el “calor humano” con que lo recibieron en la Cámara de Comercio de Monte Grande- durante los casi 45 minutos que duró su intervención, Solá ratificó los puntos que guían el accionar del espacio que conduce.

En esta línea, reiteró la necesidad de “volver a un peronismo que gobierne para la mayoría” y “no sólo para una minoría”, subrayó la importancia de “regresar a la verdadera doctrina peronista” e instó a los cerca de 1.000 jóvenes presentes a involucrarse en política.

“Política no tiene que ser sinónimo de mala palabra. Tienen que abrirse paso como juventud y la única forma que tienen de hacerlo es exigiendo un lugar. No hay otra forma de crecer”, explicó con un tono casi paternal.

Al tiempo que les recordó a los jóvenes presentes, como lo había hecho días atrás en Lomas de Zamora para un público mayor, que “lo importante es tener en cuenta las veinte verdades peronista” y “creer realmente en ellas”. “No se puede hacer peronismo de otra forma. Se sienten o no se sienten, no hay mucho que discutir. O se es peronista o no se es, se trata de eso y no de ser justicialista o kirchnerista”, completó.

El ingeniero agrónomo estuvo acompañado por la diputada provincial de Lanús, Marcela Pérez de Ibarra; los concejales locales Ramón Vallejo y Roberto Devoto; el referente de la rama juventud del espacio “Convocatoria Brown”, Martín Bruzzone; la dirigente de Avellaneda y precandidata a intendente Mónica López y el hijo del presidente del bloque de UP en la Legislatura bonaerense, Osvaldo Mércuri, Gabriel Mércuri.

Durante su intervención, previa a la palabras del legislador, el edil Devoto remarcó la importancia del “esfuerzo que realiza Solá” y aseguró que “como él” son “muchos los que sienten lo mismo”.

“El camino que abrió nos invita a todos a seguir soñando con una Argentina libre y soberana”, expresó.

Su compañero de bancada, en tanto, se mostró aún más verborrágico y tras afirmar que “Felipe es una persona muy querida en el distrito”, subrayó las posibilidades que del nuevo espacio que está forjando el ex gobernador, “surja el nuevo presidente de los argentinos”.

En este sentido, el propio Solá reconoció que la meta es gobernar el país en 2011 y resaltó que “para lograrlo es necesario pensar en 2009”. “Hay que pensar en octubre y trabajar para 2011 y viceversa, ida y vuelta”, indicó al tiempo que señaló que la obligación del peronismo “es gobernar y hacerlo para la mayoría” y quien “no pueda hacerlo debe dar un paso al costado”.

Por último, manifestó su certeza de que “los cambios deben hacerse de arriba hacia abajo” y advirtió que si el encargado de “conducir no hace bien las cosas” y “roba o trata mal a los demás” las personas que estén “en su entorno harán lo mismo con aquellos que estén por debajo”.

“Por eso la provincia no se cambia sino se cambia el proyecto de país. No se solucionan los problemas cambiando ministros provinciales más que con un nuevo plan nacional. Por eso es fundamental que el día de ir a votar todos pensemos muy bien qué estamos eligiendo: nosotros, vamos por todo”, concluyó.

Comentá la nota