Sola confía en el triunfo de Unión Pro el 28 de Junio

El ex gobernador aseguró en Tandil que "en el cierre de listas logré un empate en la Bombonera". Dijo que "El gobierno quiere que se rompa este grupo porque saben que están perdiendo las elecciones". Habló de coparticipación, seguridad, y mal manejo de Scioli en la provincia. Los detalles.
En el marco de una conferencia de prensa, previo a cerrar el encuentro de los jóvenes felipistas, el ex gobernador bonaerense y actual candidato por Unión Pro, Ingeniero Felipe Solá, estuvo en Tandil.

Primero habló con adjudicatarios del Falucho 22, después saludó a los candidatos locales (Mario Bracciale, Claudio Erzinger y Beatriz Fernández), siendo acompañado por Roberto Mouillerón.

En el comienzo de la charla con los periodistas, dijo que "faltan 38 días y medio para que cierre la campaña electoral, nos llevo un tiempo largo completar las listas, hace una semana que están en la junta electoral, y todavía se trabaja en el periodo de tachaduras".

"Ayer estuve en el interior del país, hoy con productores en Ayacucho y ahora acompañando a nuestros candidatos, Roberto Mouilleron en el sexto lugar, que espero represente bien a la provincia y en espacial a su Tandil, y Eduardo Amadeo, (11mo. con enorme experiencia y especializado en temas sociales). Mario Bracciale, Claudio Erzinger y Beatriz Fernández", completó.

Abriendo las respuestas a las preguntas de los medios locales, Solá destacó que "la gente le asigna cada vez mas importancia a las elecciones dentro de un panorama esperanzador, donde hay una convicción de que algunas cosas no deben pasar mas en la Argentina, especialmente por el ultimo año y medio, y me refiero a eso porque saben que todo cambio después de la "guerra gaucha", las esperanzas decayeron, aumento el numero de pobres e indigentes, se mato al mensajero castigando al Indec en lugar de ir al fondo de las cuestiones".

Explicó el ex Gobernador que "me parece que hay un desnudo político generado por el gobierno que esperamos ir solucionando después de las elecciones que limita la actitud de inversiones y el crecimiento económico en términos generales. Una argentina detenida para ver que resolución política tiene esto y como se plantean los dos años que le faltan al gobierno nacional. Pensamos que hay un fuerte cansancio en cierta forma de actuar y sostenemos que eso es el cansancio de un estilo hegemónico. El fondo de la cuestión es que Argentina siente que tiene problemas económicos severos que esta en recesión pero que al mismo tiempo no tiene una democracia plenamente republicana. Y asociamos la palabra democracia al momento de votar, pero hablamos de republica al momento de hacer valer los derechos de las personas, a la transparencia y a la falta de credibilidad. Creemos que hay una demanda en toda la sociedad, nos parece que hay un déficit a poner la cara y atender una gran cantidad de temas en la provincia de Buenos Aires y no estamos de acuerdo que el gobernador arriesgue el tiempo que le resta de mandato siendo segundo candidato, sabiendo que no puede asumir porque la constitución de la provincia se lo limita claramente, diciendo que un gobernador no puede ser legislador de su provincia".

Siguió marcando que "desde hace unos meses hay muchos juegos de poder pero falta gestión, tratando de eludir una derrota electoral. Primero con el adelantamiento de las elecciones, después la candidatura de Kirchner en una provincia que no es la suya, sin seguridad que vaya a sumir o no, y parte de este juego son las candidaturas truchas, llamadas testimoniales que es una forma de tratar de transformar en ejecutiva, una elección que es legislativa"

Añadió que "la constitución es muy clara, la gente tiene que ir a votar concejales, diputados, senadores, sabiendo que eso no puede alterar totalmente la marcha del ejecutivo. El espíritu es que la gente vote sin ese peso. Sin embargo la acción de gobierno le pone el peso a los ciudadanos teniendo que votar a intendentes, al gobernador y hasta al ex presidente, sobretodo porque de hecho es el presidente del gobierno".

Al preguntarle si podía ser creíble, teniendo en cuenta que no hace tanto que estaba acompañando al gobierno kirchnerista, Solá apuntó que "tiene credibilidad mi palabra, porque todo el mundo tiene derecho a acompañar una gestión mientras piensa que la gestión es exitosa, pero cuando el 30% de los argentinos que es la mita del apoyo que tenia Kirchner se va en tres meses, como ocurrió el año pasado a raíz de los desaciertos y torpezas que todos vimos, es normal".

También dijo que "empezó siendo una controversia con el sector agropecuario y termino siendo un problema con la mayoría de los argentinos. Seguir en esas condiciones siendo parte del Frente para la Victoria era imposible. Uno tiene un limite, y vi cometer tantas torpezas, tantas medidas unilaterales, desconocer el fenómeno que ocurría en el sector agropecuario, dividiendo a la sociedad, son suficientes razones para no pertenecer mas, por eso renuncié a ser legislador nacional, no perteneciendo mas al kirchnerismo, y cuando haya reunión de la cámara de diputados me la van a aceptar y ahora como candidato voy a ser de nuevo diputado pero por una fuerza distinta a la del gobierno".

Sobre las posibilidades de los candidatos locales de Unión Pro, indicó que "pienso que va a haber poco corte de boleta, algo mas en el interior que en el conurbano, porque la gente no sigue a un intendente, sino que pretende un cambio a nivel nacional, por lo tanto va a votar mirando las cabezas de listas de diputados nacionales y todos los demás juegos no van a servir".

Por otra parte, manifestó que "es una responsabilidad muy grande, la batalla mas importante se juega en la provincia de Buenos Aires y por eso Kirchner pone todo, la responsabilidad de ganar esta cerca, y la responsabilidad es transformar ese triunfo en abrir una puerta a la esperanza para el 2011. No es sencillo, ya hubo esperanza en la argentina, cuando era gobernador y apoyaba al FpV había crecimiento, disminución de la pobreza y aumento del empleo. Ahora, tenemos certeza que la depresión de la economía Argentina tiene origen político, no es la que llego de afuera, sino son las actitudes de este gobierno. Además pese a tener una presidenta capaz, todos sabemos que no es ella la presidenta, son hechos muy graves que ocurren y si ganamos va a ser una fuerte responsabilidad para mantener el sistema democrático coordinando en el parlamento con otras fuerzas para lograr cambiar el estilo de gobierno y preparar un gobierno muy amplio no sectario, seguramente mas plural para el 2011".

LOS CONFLICTOS INTERNOS

Felipe Solá habló del cierre de listas de Unión Pro, indicando que "en la vida hay que tratar de no amenazar, yo no lo hice, nosotros asumimos el 11 de febrero un compromiso muy fuerte y difícil de estar acá y no en otro lado, y seguimos acá. Romper seria ir desmembrados y abrir un triunfo del oficialismo. Ni se sueña en una posibilidad así. Siempre hay chisporroteos cuando se cierran las listas, algunos ganan y otros pierden, el nuestro fue bastante complejo, no sabemos como fue. El del oficialismo es más simple porque hay una sola persona que manda, aunque hay también muchas listas colectoras".

Mas adelante expresó que "nosotros seguimos juntos, pese a haber dos potenciales candidatos a presidente, porque en lo personal prefiero esperar la elección del 28 para ver si podemos estar o no entre esos potenciales candidatos. Aun así, la idea de sentir que puede estar puede accionar negativamente, hay que tratar de construir un espacio político mas amplio y con las demás provincias, logrando una unidad federal cambiando algunas cosas, como el tema de la nación y las provincias, de cómo se reparten los fondos, eso es fundamental, que las provincias adquieran un rol mas importante y no naveguen en la pobreza fiscal de manera tal que tengan un poder de dependencia con el gobierno nacional muy grande"

"otra cuestión es terminar con los superpoderes y hacer crecer la republica en ese sentido y darle otro rol al congreso, para controlar como se usa la plata, el Anses se quedo con 104 mil millones de pesos de los aportantes al sistema de AFJPs, y muchos lo vieron bien, pero no se cumplió con la creación de una comisión que controlara el uso de esos fondos".

"nos vamos a mantener unidos, y eso no significa que haya decisiones separadas pero siempre dentro de un marco de respeto y admiración".

LA ELECCION EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En otro momento de la charla con los medios, Felipe Solá dijo que "la Argentina debe tener debate en la provincia de Buenos Aires, como Obama y MacKein, como una muestra de respeto y obligó a esos candidatos a mojar la camiseta, recorriendo cada lugar, mostrando como es cada uno. Si no lo tenemos ahora, lo tendremos antes de 2011, porque aquellos que se vayan instalando como candidatos vamos a trabajar y mostrarnos de una forma mas civilizada".

Aclaró que "un triunfo de la oposición no tiene porque llevar a la ingobernabilidad, tener el parlamento en contra, y lo va a tener aun perdiendo en la provincia por un punto, ya ese planteo lo esta viviendo el gobierno, fíjense que hay ejemplo muy claros, lula gobernó con el 25% de los diputados, nosotros gobernamos del 99 al 2001 con minoría en la legislatura y nadie planteaba un impedimento en gobernar, solo exigía un mayor trabajo en el tratamiento de las distintas cuestiones para que el gobierno logre lo que buscaba".

Marcó que "si esto fuera como lo plantea el gobierno, estaríamos cada dos años al borde del abismo, y el próximo gobierno, el que asuma en el 2011, a los dos años va a decir lo mismo, realmente estamos ante un manejo que empieza a cansar a los argentinos".

UN EMPATE EN EL CIERRE DE LISTAS

Indicó el ex gobernador bonaerense que "a mi nadie me cuestiono el cierre de listas. Lo que le puedo decir es que hay pocos cargos para mucha gente, tanto en el oficialismo, la coalición cívica como nosotros. Eso da lugar a las colectoras, que no es lo mejor para fortalecer la unidad política. Pero eso genera un tumulto que tiene algo de pulseada. En mi caso, creo que empaté, saque un honroso empate jugando en la bombonera. Lo importante era empatar de visitante".

Planteó también que "no se va a romper este grupo, después de adquirir compromisos, y les digo algo mas, no hay nada mas conveniente para quien esta a punto de perder en la provincia de Buenos Aires, que hacer circular versiones que estamos todos peleados. Es un error, estamos trabajando bien y no nos vamos a separar, que les quede bien en claro".

LOS "ACUERDOS" CON VENEZUELA

Ante una pregunta, Felipe Solá marcó que "hay uno que me parece que merece una explicación y que fue informado como denuncia en un muy constructivo trabajo que 7 u 8 secretarios de energía del país, aun reconociendo errores propios, hicieron sobre el futuro energético de la Argentina".

Agrega que "allí denuncian que Argentina exporta 1.700 mil metros cúbicos de energía, e importa, sobre todo gas oil, y 1.000.000 de fuel oil contaminante de Venezuela. Sin licitación y sin conocimiento de un concurso de precios. ¿Porque lo hacemos?, porque no hay ningún control. Hay en el medio, cifras muy altas en los acuerdos. No hay planes estratégicos, no hubo inversiones importantes. Si la relación fuera trasparente no tendría problemas. Todo esto sin llegar a hablar de la famosa valija".

LA COPARTICIPACION FEDERAL

Un tema que ocupó un buen rato de la charla con los medios, fue el del reparto de fondos coparticipables entre nación, las provincias y los municipios. Solá explicó que "recibí en el 2004, un proyecto de ley que modificaba los índices de coparticipación, asegurando un punto de crecimiento cada cuatro años, pero con un solo voto de un gobernador en contra no se puede cambiar. Solo lo puede presentar el estado. Es imposible cambiarlo. Es más fácil cambiar la constitución que tener una nueva ley. Lo que hay que pensar es en una participación primaria. La masa tiene que ser como mínimo el 34% de todos los ingresos, si restamos jubilados, las provincias se llevan hoy un 31,7%".

Recordó que "Duhalde tenia el 11% del total coparticipable, diez años después en mi gobierno tenia el 6 y pico por ciento, porque cada vez hay mas impuestos no coparticipables, como el impuesto al cheque y las retenciones. Achicando la torta del conjunto de las provincias. Adicionalmente Bs As que llego a tener el 25,5 con el fondo del conurbano ahora tiene el 20 y sigue bajando. Un bonaerense tiene mucho menos ingreso fiscal que cualquier otro provinciano".

LA FIGURA DE SCIOLI

Planteó Solá que "esta provincia es difícil de gobernar y Scioli tiene un alto nivel de dependencia para cerrar sus cuentas. Scioli empeoro mucho la provincia, el habla en publicidad, pero la realidad es clara, todo empeoro, incluso la inseguridad, a mi me empeoro en el 2002, pero en el 2006 aflojo. No se puede hablar con estadísticas. Ahora empeoró la economía, bajando el desempleo y se agrava la inseguridad".

En lo económico "la provincia tiene un déficit complicado, de 11.000 millones de pesos, la provincia esta como en abril de 2001. En ese momento creamos los Patacones, ahora se repite, no se si por eso Scioli se presenta como candidato. Hoy parece un gobernador testimonial, no un candidato testimonial".

Finalmente, aseguró que "Montoya fue un muy buen funcionario, pero no es mago, la caída de la recaudación es porque cae la actividad económica, la provincia depende del Iva, ganancias e Ingresos Brutos. La verdad que para mi, esta mal administrada esta provincia".

Comentá la nota