Solá alertó sobre otra campaña en su contra

Francisco de Narváez no es el único en Unión-PRO que advierte de una "campaña sucia" en su contra. Segundo en la lista de candidatos a diputados, Felipe Solá afirmó ayer que "estoy informado de una denuncia preparada" para involucrarlo en irregularidades en el blindaje de patrulleros adquiridos cuando gobernaba la provincia de Buenos Aires.
Solá relató que el 12 de marzo de 2004 firmó un decreto para comprar 1.000 patrulleros: mitad a Toyota, y mitad a la empresa Ramón Igarreta, concesionario de Ford y proveedor de la Provincia. La controversia se inició cuando la empresa Next Glass, que blindó los Toyota, denunció ante el Ministerio de Seguridad bonaerense que el blindaje de los Ford "no estaba acorde con la licitación".

Según Solá, el ministro León Arslanian hizo la denuncia a la Justicia. "El 24 de abril de 2007, el Ejército hizo una pericia del blindaje, en un porcentaje dio mal y se reemplazaron los paneles de puertas delanteras con costo a cargo de la firma Igarreta", afirmó.

Los fiscales Esteban Lombardo y Jorge Paolini, de la Unidad de Delitos Complejos de La Plata, pidieron en abril al juez César Melazo -y este dio lugar- la elevación a juicio de la causa contra Igarreta e Italo Latanti (que hizo el blindaje). Pero Melazo instó a los fiscales a investigar también la responsabilidad de los funcionarios.

Solá dijo haber denunciado a Melazo por los desarmaderos, sin poder lograr su juicio político. "Sacan lo del blindaje a dos semanas de la elección, Melazo es íntimo de Aníbal Fernández y estas cosas salen del Ministerio de Seguridad de la Nación", afirmó.

Comentá la nota