Solá ahora tendrá bloque propio en la Legislatura bonaerense

Solá ahora tendrá bloque propio en la Legislatura bonaerense
En sintonía con las deserciones kirchneristas en el Congreso, sectores que conforman el peronismo disidente tienen decidido formalizar esta semana su ruptura con la bancada oficialista en la Cámara de Diputados bonaerense.
Entre 9 y 12 diputados que responden a Felipe Solá, presentarán entre miércoles y jueves una nota a las autoridades de la Cámara baja anunciando la conformación de un bloque propio escindido del oficialista Frente para la Victoria-PJ.

Pero el dato saliente de la movida de este grupo de legisladores es que, más allá de dotar al PJ disidente de una estructura propia, podría empezar a complicar el hasta ahora fácil trámite de los proyectos que envió el gobernador Daniel Scioli a la Legislatura.

Es que, en efecto, el Frente para la Victoria-PJ está a punto de perder el quórum propio en Diputados, una herramienta esencial para poder llevar adelante las sesiones.

Actualmente, el oficialismo cuenta con 58 legisladores y para formar quórum se necesitan 47. La sangría felipista se llevaría en principio 9 que ya están confirmados, mientras que otros tres están a punto de firmar el pase.

De esta forma, el oficialismo quedaría con 46 diputados, uno menos del número necesario para poder llevar adelante las sesiones, lo que lo obligaría a negociar con distintos sectores opositores para poder garantizar las sesiones en medio de un escenario complejo marcado por el año electoral.

Esta tarde voceros del sector que responde a Solá anticiparon que la ruptura quedará cristalizada "entre el miércoles y el jueves", justo unos días antes de que el gobernador Daniel Scioli llegue a la Legislatura para brindar el discurso de apertura de las sesiones ordinarias.

El gesto tiene entonces ese adicional: mostrar ya en sociedad en un acto institucional, las voluntades que suma el peronismo disidente en la Legislatura.

El bloque que será bautizado como "Unión Peronista" -igual nombre que llevarán los rebeldes en el Congreso Nacional- intenta por estas horas engrosar sus filas con más diputados.

Los diputados confirmados son Marcelo Di Pascuale, Osvaldo Mércuri, Ismael Passaglia, Ricardo Giacobbe, Mario Cura, Nilda Burstein, Adalberto Simón, Marcelina Pérez de Ibarra y Patricia Rocca.

Algunos de ellos fueron integrantes del gabinete provincial de Solá como Passaglia (ministro de Salud) y Mario Cura (Contador General).

A esos nueve podrían sumarse, según distintas versiones, Hugo Bilbao, Eduardo Fox y María Elena González.

A pesar de que los disidentes todavía no formalizaron la ruptura, avanzaron en cambio con la nominación de autoridades del futuro bloque.

El secretario legislativo de la bancada sería Juan Pedro Chávez, cuñado de Felipe Solá y hermano de Guillermo Justo, que se desempeña en el ministerio del Interior.

En tanto, el cargo de secretario administrativo sería para Adalberto del Negro, ex intendente de Ensenada muy ligado políticamente a uno de los "pesos pesados" del bloque felipista, Osvaldo Mércuri.

En cuanto a la presidencia del bloque, todos los cartuchos apuntan a Di Pascuale.

Pero los felipistas no estarán solos, ya que prevén articular un interbloque con legisladores de Francisco de Narváez y Mauricio Macri, como forma de replicar el armado del PJ disidente en la Legislatura.

A los 9 o 12 alineados con Solá se sumarán los 2 diputados de De Narváez y otros 2 del macrismo, más 1 de Recrear, aliado en la Provincia con el empresario y ex candidato a gobernador.

Así, de máxima, este conglomerado podría sumar hasta 17 diputados, con lo que se transformaría en una fuerza de peso en Diputados.

La situación en el Senado, en cambio, es un poco más difusa.

Hay legisladores que se muestran cerca de Solá, pero no existe aún la decisión de conformar una bancada propia.

Julio Salemme, Carlos Mosse y Ricardo Lissalde son tres de los nombres que más se mencionan para incorporarse al felipismo.

Por ahora, Salemme y Lissalde sí blanquearon sus cuestionamientos al gobierno nacional.

Mosse, ex secretario de Hacienda de Néstor Kirchner, por ahora niega su salida de la bancada oficial.

Comentá la nota