La soja fue la única que ganó terreno

Los precios negociados ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario mostraron un comportamiento dispar respecto del cierre del viernes, mientras que la operatoria externa de referencia finalizó con mejoras.
El maíz mostró bajas por la presión del avance de la cosecha, aunque siempre estará limitada por la menor oferta producto de la caída que se proyecta en la producción. La soja, por su parte, mejoró pero sin poder reflejar la suba externa por la oferta retenida en manos de los productores, a la que se sumará el ingreso de la cosecha nueva y ventas externas en niveles inferiores a otros años.

Soja. A pesar de la suba registrada en Chicago, el contagio doméstico fue sólo parcial. La presión que ejerce la proximidad de la cosecha y la retención del productor de la oleaginosa de la campaña que está finalizando son las razones de las limitantes. Las fábricas pagaron 810 pesos por tonelada, 10 más que el viernes. Por el grano con entrega en mayo se pagó 220 dólares.

Maíz. No pudo contagiarse de la suba externa, por la limitante que impone la cosecha nacional. La exportación pagó 390 pesos (10 peso menos que el viernes) y se relevaron negocios por 15 mil toneladas.

Trigo. El mercado estuvo vacío. Las medidas oficiales de la semana anterior son insuficiente para reactivarlo.

Valor

810 pesos por tonelada fue el precio al que cerró ayer la soja en el mercado de Rosario.

Comentá la nota