La soja ya subió 30%, mejora cuentas públicas y posterga protesta del campo

La soja ya subió 30%, mejora cuentas públicas y posterga protesta del campo
Sin esfuerzo, Echegaray tendrá una buena recaudación en enero. El campo liquida stock aprovechando mejores precios. La gestión K arranca el año con una caja más holgada
Los precios de la soja tuvieron ayer su sexta alza consecutiva. Y aunque todavía no está claro si sólo responde a un veranito –por el temor a una menor producción mundial por problemas de sequía– los efectos inmediatos están jugando a favor de la administración K: en enero habrá un importante repunte en la recaudación impositiva por la liquidación de los granos retenidos y una sensación de mejor rentabilidad que quita presión como demostró la decisión del campo de postergar la protesta para marzo (ver pág. 7).

La recaudación impositiva cerró diciembre con un crecimiento casi neutro si se descuenta el efecto inflacionario y una expectativa de seguir en retroceso en los primeros meses del año. Por eso se resolvió el pase de Ricardo Echegaray a la AFIP, para garantizar la recaudación vía una mayor presión sobre las empresas y el campo. Echegaray, sin mayores dificultades, podrá mostrar logros cuando informe los números de enero. Es que este mes el campo resolvió liquidar parte de los stocks de soja acumulados aprovechando los mejores precios.

La combinación con un menor gasto por subsidios (ver pág. 4) deja a la administración K con recursos para encarar el año electoral.

La recaudación subió 20,5% interanual en diciembre, según anticipó anoche la presidenta Cristina Fernández. Lo que significa que se ubicó en $ 23.641 millones. La suba interanual es la segunda menor del año. Sólo por arriba del 17,5% de noviembre (arrancó el año creciendo al 45% interanual). Pero en este monto hay $ 1.000 millones del efecto estatización de las AFJP mientras los ingresos por retenciones y comercio exterior se desplomaron. También fue floja la recaudación por impuestos vinculados al consumo (IVA y Ganancias) que sólo repuntó algo sobre el cierre del mes.

El yuyito dorado

En el mercado de Chicago, la oleaginosa con entrega en marzo sumó otro 2,75% y terminó en u$s 373 la tonelada, tras haber superado durante la rueda los u$s 375, lo que representa el mejor precio en más de un trimestre.

Con ese resultado, el contrato futuro de la soja con vencimiento más cercano acumula un alza de 30% desde principios de diciembre, cuando el poroto tocó su piso en 18 meses.

La posición julio 09 en Chicago, de referencia para el mercado local, se ubicó por encima de u$s 380, el techo de corto plazo que los analistas habían adelantado ayer a El Cronista.

La carrera alcista, que los analistas consideran se mantendrá por las próximas semanas, está relacionada con coberturas técnicas, que impulsan el ingreso de órdenes de compra por parte de los fondos especulativos. Tuvo efecto el alza del petróleo. Pero los fundamentals agrarios siguen teniendo mayor peso. La preocupación por los efectos de la sequía en América del Sur, principalmente Argentina, Brasil y Paraguay, impulsa esas alzas. Porque, dicen que si la demanda global no puede satisfacerse con la producción sudamericana, que representa el 50% de la oferta total, habrá mayor interés por la oleaginosa norteamericana. La mejora en los precios potencia la posibilidades de que los agricultores estadounidenses planten más hectáreas con ese cultivo en la próxima primavera boreal.

En el mercado interno, en tanto, la recuperación de la oleaginosa sigue al mercado externo, y mantiene el interés de los productores por desprenderse de la soja que habían guardado en el conflicto agropecuario y que no vendieron hasta que las cotizaciones superaron los $ 800 la tonelada.

Ayer se negociaron 40.000 toneladas de soja disponible en Rosario, con precios que llegaron a $ 850 la tonelada, 2,4% más que el cierre del lunes. La cifra operada es cuatro veces más que lo que se comercializaba diariamente en épocas normales y la segunda mayor cifra de los últimos meses, sólo superada por las 70.000 toneladas comerciadas el pasado 29 de diciembre.

Se especula que las alzas externas, y su correlato interno, se mantendrán al menos hasta el lunes cuando el Departamento de Agricultura estadounidense (Usda) de a conocer su informe mensual de previsiones de stocks, demanda y cosechas.

Comentá la nota